El dueño de Super Bock vende más del doble que Hijos de Rivera, pero gana lo mismo

stop

A pesar de la que la portuguesa Unicer duplica las ventas de la propietaria de Estrella Galicia, la primera obtuvo beneficios de 28 millones y la segunda de 26,2 millones en 2012

Publicidad de Super Bock al lado de Ignacio Rivera, consejero delegado de Hijos de Rivera | EFE

11 de julio de 2014 (01:29 CET)

La cerveza Super Bock ha ido ganando paso a paso cuota de mercado en los últimos años en el mercado español. Detrás de la bebida alcohólica está la portuguesa Unicer, compañía que, además, comercializa agua mineral, refrescos y vino, produce malta y gestiona varias infraestructuras turísticas en el país vecino. Las ventas netas del gigante luso ascendieron en 2012 –último año del que hay datos-- hasta los 498 millones de euros. Cerró el ejercicio con unos resultados de 28 millones de euros, un 14% más que el año anterior.

Aunque las cifras de venta son enormes y duplican de largo a las de la gallega Hijos de Rivera, que cerró 2012 superando los 200 millones de euros, el beneficio obtenido por la compañía coruñesa, más pequeña, es similar. En ese ejercicio, los dueños de Estrella Galicia, la cerveza líder induscutible en la comunidad, consiguieron unos resultados de 26,2 millones de euros.

El Ebitda (resultados antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) de Unicer fue de 77,3 millones ese año, mientras que el de Hijos de Rivera SA se quedó en 59,4 millones.

Una expansión que busca la emigración lusa

Unicer es el grupo de distribución de bebidas líder en Portugal. Si bien su principal producto es la cerveza Super Bock, también comercializa otras marcas, como Cheers, Carlsberg, Cristal o Kronembrug. Como Hijos de Rivera, también cuenta con aguas minerales en su portfolio, caso de Vitalis y Agua das Pedras. La compañía, que apuesta por la expansión más allá del país luso, está participada en un 56% por el grupo Viacer y en un 44% por la cervecera Carlsberg. Con sede en Oporto cuenta con 13 centros distribuidos por todo el país, uno de ellos en la isla de Madeira.

Al igual que Hijos de Rivera ha iniciado un fuerte proceso de expansión que la ha llevado a comenzar a producir en Brasil en alianza con un socio local, Unicer trata de hacerse fuerte en el mercado extranjero. Durante el ejercicio 2012 vendió 222 millones de litros fuera del país. Está presenta en buena parte de Europa, y en su proceso de internacionalización se centra especialmente en los destinos de la emigración. La distribuidora de Super Bock también ha desembarcado en el mercado brasileño y en el continente africano está presente en Angola, Cabo Verde, Guinea, Namibia, Santo Tomé y Príncipe, Mozambique y Sudáfrica. En Asia destacan mercados como Dubai, Filipinas, India, China o Japón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad