El dueño de Marineda City saca su fusil: 2.000 millones para invertir en ladrillo

stop

Merlin Propierties analiza el mercado en busca de oficinas, centros comerciales y naves logísticas

Centro comercial Marineda City y David Brush (CIO), Ismael Clemente (presidente y CEO) y Miguel Ollero (CFO) de Merlín Properties

en A Coruña, 01 de abril de 2015 (22:57 CET)

La socimi Merlin Properties, nuevo propietario de Marineda City, ya prepara su nueva ofensiva. Está sondeando el mercado y ya tiene seleccionadas oportunidades de compra en la Península que suman una inversión de 2.000 millones. Merlin adquirió el centro comercial coruñés tras pagar a Invest Cost, la promotora de Jove, Collazo, Souto y Modesto Fernández, tras desembolsar 260 millones. Pero no será, probablemente, el único centro comercial que entre al portafolio de la compañía que pilota Ismael Fernández.

Tal y como transmitió la propia compañía en su primera junta general de accionistas, más de la mitad (el 56%) de estas potenciales adquisiciones corresponde a edificios de oficinas, otro 13% a centros o superficies comerciales, un 11% a activos o naves logísticas, y el 20% restante, a edificios que incluyen varios usos. De estas eventuales operaciones, la sociedad ya negocia en exclusividad compras por unos 230 millones de euros, mientras que continúa analizando otras transacciones por los 1.770 millones restantes.

Ampliación de capital

En la cartera de Merlín, además de Marineda, están 880 sucursales y cinco edificios arrendados a largo plazo al BBVA, gestionados por la filial Tree Inversiones Inmobiliarias Socimi; y ha adquirido recientemente cinco edificos de oficinas en Madrid y otro en Barcelona, además de varias naves logísticas entre las que está la de Azkar en Coslada.

En el caso de la cartera de Tree y de Marineda City, la socimi llegó a acuerdos con la banca para financiar los activos, dentro de su estrategia de apalancamiento. Ahora vuelve a la carta, y para obtener liquidez activará una ampliación de capital, cuya cuantía y condiciones aún no se han determinado, pero que ya tiene el visto bueno de los accionistas.

Del capital de su salida a bolsa, ya solo quedan los edificios comprados.

La calidad es rentabilidad

La sociedad cerró el pasado ejercicio con una cartera de activos valorada en 2.232 millones de euros y una deuda financiera neta de 909 millones de euros, equivalente al 40,7% del valor de sus activos.

El consejero delegado, Ismael Clemente, recalcó que su objetivo es seguir obteniendo activos de calidad, un discurso que ya mantuvo en su aterrizaje en A Coruña. "Hemos consolidado una cartera de activos inmobiliarios con alta capacidad de generar ingresos sostenibles y con excelente rentabilidad", destacó 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad