Sanjeev Gupta, fundador de Liberty House Group

El dueño de Liberty: la compra de Alcoa está "a punto de cerrarse"

A pesar de que Alcoa pone difícil el traspaso, el CEO de GFG, Sanjeev Gupta, asegura en un medio indio que el "acuerdo en España está cercano a cerrarse"

El próximo domingo finaliza el plazo marcado por Alcoa y Liberty House, del conglomerado GFG Alliance, para el desarrollo de las negociaciones por la planta de aluminio primario de San Cibrao (Lugo). Si no hay acuerdo,el gigante americano podría retomar, al día siguiente, el Expediente de Regulación de Empleo que paralizó en agosto, con el inicio de las conversaciones. Las perspectivas no son buenas, por lo menos si se tienen en cuenta las últimas manifestaciones realizadas por los de Pittsburgh, que este martes enviaron un comunicado a los medios asegurando "que no es realista pensar que se pueda firmar un acuerdo" antes del próximo 27 de septiembre. La plantilla no pierde la esperanza y replicará movilizaciones y protestas hasta esa jornada en las que exigirá el desbloqueo de la situación. También parece optimista, Sanjeev Gupta, el empresario de origen indio dueño de GFG. El pasado día 20, el medio económico Business India publicaba una entrevista con el magnate en la que este aseguraba que su grupo estaba "a punto" de cerrar un acuerdo en España, en referencia a la adquisición de la factoría de A Mariña.

En la entrevista, Gupta, que nació en el seno de una familia de empresarios industriales de Punjab (India) y se crió en Reino Unido, es preguntado acerca de la política de adquisiciones de Liberty, que no ha se ha parado ni con la pandemia del Covid-19. "Contamos con un gran equipo de fusiones y adquisiciones y están continuamente buscando y analizando nuevas oportunidades", dice el presidente ejecutivo de GFG. "Nuestra política ha sido el crecimiento a través de las adquisiciones. Hemos cerrado algunos acuerdos en los últimos seis meses, incluidos dos en Francia y uno que está a punto de cerrarse en España", asegura.

Compras, incluso con pandemia

En concreto, en el mes de agosto, coincidiendo casi con el inicio de las negociaciones con Alcoa, Liberty anunció la adquisición de dos importantes activos en Francia por parte de su división de aceroel negocio de France Rail Industry (Hayange) y la acería Ascoval. Tras el visto bueno del Tribunal de Estrasburgo, el Gobierno frances dió su aprobación definitiva a un acuerdo que, en palabras de la pretendiente de Alcoa, "garantiza el futuro de dos plantes estratégicas nacionales y de sus 700 empleados". Aunque en la entrevista Gupta no se refiere a este activo, unos días antes de conocerse esta doble operación, GFG amplió su cartera en otro de sus mercados fetiche, Australia, donde alcanzó un acuerdo vinculante de compraventa con la minera South32 para hacerse con la fundición Tasmanian Electro Metallurgical Company (Temco), que funciona con energía hidroeléctrica.

En el marco de la entrevista, Gupta también explica sus planes en el sector del aluminio, donde está creciendo exponencialmente en los últimos años, especialmente tras la adquisición, a finales de 2018, de la factoría francesa de Dunkerque, que pasa por ser la fábrica de aluminio primario más grande de Europa con una capacidad de producción de cerca de 280.000 toneladas anuales (Alcoa en Cibrao puede producir sobre unas 230.000). En la actualidad, con la planta francesa y la refinería de aluminio de Fort William, en Escocia, Liberty produce unas 332.000 toneladas anuales de aluminio. "Nuestro objetivo es producir al menos un millón de toneladas de aluminio durante los próximos dos años, quizás antes", asegura.

Apoyo institucional

Acerca del 'apoyo' que GFG ha recibido por parte de los gobiernos locales de las regiones donde ha llevado a cabo compras, Gupta comenta que eso se debe a que, allí donde han desembarcado, han mantenido el empleo. "En los países desarrollados donde las industrias están en declive y la gente lo está dispuesta a invertir, presentamos a los gobiernos un plan de reestructuración factible. Ofrecemos a trabajadores cualificados una oportunidad en estos países ya que apostamos por devolver la industria a las naciones desarolladas mediante un modelo más sostenible", explica. En San Cibrao, el plan de Liberty pasa por generar aluminio más sostenible a través del hidrógeno verde, que se obtendrá mediante una fuente de energía renovable (solar y eólica).

Bien es cierto que Liberty ya ha indicado que esta 'solución energética' para la planta de San Cibrao no es inmediata, debido no solo a la inversión, sino al tiempo que requiere echar a andar una infraestructuras como las necesarias. Mientras no están listas, espera poder rebajar la enorme factura eléctrica de la factoría de A Mariña con ayuda del Gobierno central, a través del esperado Estatuto para el Consumidor Electrointensivo

Un estatuto inminente

El secretario general de Industria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco, aseguró este martes que el texto normativo, que está en los últimos trámites previos a su aprobación, "va a llegar al máximo de lo que permita la normativa comunitaria" para reducir la factura que pagan este tipo de empresas.

El nuevo marco normativo, ha añadido, va a contar con "una dotación presupuestaria que va a ser mayor que la que nunca haya habido para la industria electrointensiva". Según Blanco, con el nuevo estatuto y otros instrumentos como las compensaciones de CO2 (dióxido de carbono) o el fondo español de reserva de garantía para entidades electrointensivas, esta industria va a contar con unos instrumentos que van a permitir reducir el "gap" (brecha) de precios con otros países de la UE.
 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad