El dueño de Egasa se pasa del juego al ladrillo

stop

Además de casinos, el grupo gallego tiene complejos turísticos y edificios en Chile y planea ampliar la sala de Mallorca a un centro de ocio

González Fuentes, en el centro, en la presentación de su modelo de franquicias

A Coruña, 21 de enero de 2015 (04:07 CET)

Egasa, el gigante del juego gallego, no sólo es un grupo dedicado a generar dinero con las apuestas de azar. En los últimos años ha desarrollado una discreta transición al mundo de ladrillo, y las explotaciones hoteleras. Y es que según reflejan numerosas páginas especializadas en el sector, el presidente de la compañía gallega, José González Fuentes, sostiene que los casinos deben ofrecer "algo más" hoy en día y también estar abiertos a aquellos que no quieren jugar.

La apuesta por el ladrillo y el turismo por parte de Egasa está clara. Chile uno de los países que ha resultado más lucrativo para el grupo en los últimos años. Allí controla hasta seis filiales del grupo, entre los que se encuentra el casino de Copiapó, que acabó 2013 con unas ganancias de 1,8 millones.

Más de 80 millones para el complejo de Arica

El Gran Casino de Copiapó forma parte del complejo de ocio de Egasa en Chile Antay Casino&Hotel, con restaurantes, cine e incluso spa, además del hotel. Ahora, la empresa gallega proyecta un segundo casino en la ciudad de Arica, que formará parte de un complejo similar, el Arica City Center.
El complejo de Arica, en el que se invertirán unos 80 millones de euros, va mucho más allá. Es todo un megaproyecto hotelero que pretende la construcción de cuatro edificios con apartamentos, en edificios de oficinas, un boulevard comercial, un hotel de cinco estrellas, un centro de conveciones y, por supuesto, un casino de juegos con discoteca.

Un centro de ocio en Mallorca

A finales del año pasado, Egasa también decidió invertir en España. Adquirió el 70% de los cuatro casinos del Grupo Nervión por unos 20 millones de euros. Las salas de juego se ubican en Bilbao, San Sebastián, Mallorca y Ceuta.

De nuevo, González Fuentes quiere ofrecer algo más que juego. Según diversos medios locales, su intención es levantar un ingente centro de ocio alrededor del casino de Mallorca. La idea del empresario gallego es doblar la superficie del casino hasta los 5.000 metros cuadrados, con salones de espectáculos, restaurantes varios y bares.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad