Juan José Jaén, a la derecha de la imagen, durante la presentación de la campaña de Tino Fernández a la presidencia del Deportivo

El Dépor fía su imagen al primer gran empresario quebrado de Galicia

stop

El empresario Juan José Jaén, que instó el concurso como persona física, es el encargado, como consejero del Deportivo, del área comercial del club

Pablo Barro

Economía Digital 

Juan José Jaén, a la derecha de la imagen, durante la presentación de la campaña de Tino Fernández a la presidencia del Deportivo

A Coruña, 16 de enero de 2018 (04:55 CET)

El Deportivo no pasa por su mejor momento. El club coruñés ha cerrado la primera vuelta del campeonato de Liga en puestos de descenso. Tino Fernández, su presidente y máximo responsable de la tecnológica Altia, ha visto también como el pasado mes abandonaba el barco uno de sus consejeros, Fernando Vidal y, más recientemente, su director deportivo, Richard Barral.

Ahora, otro de sus consejeros, Juan José Jaén, está con el agua al cuello, acosado por las deudas de su empresa, Bricoking, hasta el punto de ser el primer gran empresario gallego que se declara en concurso de acreedores como persona física, ya que la compañía hace ya más de un año que está en esta situación.

Jaén es uno de los cinco consejeros –incluido el presidente– que tiene el Dépor en la actualidad. Completan el cartel Enrique Calvete, tesorero de la Diputación de A Coruña; Martín Pita, director de la firma de certificación Aenor en Galicia, y Daniel Ramos, cofundador y socio-director de Corunet. Al igual que  el resto, el presidente de Bricoking no percibe remuneración alguna del club. Su función, según explican desde la entidad, se centra en las relaciones comerciales y en todo lo que tiene que ver con el márketing y la imagen del club, aunque la que él pueda proyectar como empresario en estos momentos quizá no sea la ideal.

Lucha por la supervivencia

En los últimos meses, este empresario nacido en Canarias y que tiene en el Deportivo una de sus grandes pasiones –es el socio 2.817– ha estado posiblemente más pendiente de reflotar su firma de bricolaje que de su labor en el club. Sin ir más lejos, el pasado mes de octubre presentó a sus proveedores un plan de viabilidad con quitas del 50% y diez años para el pago del resto de las deudas, con un plazo de carencia de dos años. El importe que adeuda Bricoking supera los 25 millones de euros.

Según expertos consultados por Economía Digital, este último movimiento (la declaración voluntaria de concurso como persona física), puede ir encaminado a proteger su patrimonio, pero también a blindarse ante cualquer responsabilidad como administrador único que es de la sociedad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad