En la imagen, el centro comercial de El Corte Inglés en Marineda City (A Coruña).

El Covid-19 dará la puntilla a El Corte Inglés de Marineda City

El Corte Inglés, que quiere reabrir el día 11, teme que la crisis acabe con centros deficitarios como el de Marineda City y bajara al cierre definitivo

Donde antes todo era gris, ahora es negro, muy negro. Sucede con los centros comerciales deficitarios de El Corte Inglés, como el de Marineda City, que arrastra pérdidas año tras año. A pesar de que la patronal de centros comerciales como El Corte Inglés quiere reabrir el día 11 de mayo, las restricciones de movimiento impuestas por el coronavirus amenazan con hacer real la oleada de cierres predicha en el sector. Y en El Corte Inglés ya asumen que serán de las firmas más golpeadas.

Fuentes cercanas a la compañía consultadas por Economía Digital explican que en el consejo de administración ya circula la conclusión de que es más que probable que la crisis del Covid-19 obligue a cerrar alguno de los centros en pérdidas que la empresa arrastra desde hace años sin lograr darle la vuelta.

Cierres escalonados

La factura no alcanzará ni mucho menos el medio centenar de centros comerciales. “De ser necesario, se harán las cosas con la discreción con la que se acostumbra a trabajar en El Corte Inglés”, señalan las mismas fuentes. La clausuras no se harían en el corto plazo sino que se afrontarían de manera escalonada en los próximos meses. De hecho, hasta 25 centros ya estaban inmersos en un plan que pretendía reformarlos o destinarlos a otros usos bajo el mando de la división inmobiliaria. Ahora, todo queda detenido.

El centro de Marineda City está en el ojo del huracán por las constantes pérdidas asumidas por el grupo durante años. La compañía barajó duante el año pasado su venta. El centro coruñés cerró el ejercicio de 2018, último con datos públicos, con un resultado de explotación negativo de 3 millones de euros.

Entre los más deficitarios

El de A Coruña el segundo que presenta peor ebit de entre todos los almacenes que quería traspasar el grupo en el conocido como "Project Green" y que incluía, además de a Marineda City, establecimientos como Xanadú (Madrid), Dragó y Meridiana (Barcelona), Ademuz (Valencia), Siete Palmas (Gran Canaria), San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Independencia (Zaragoza), El Capricho (Málaga) o Itaroa (Pamplona).

La mayoría de estos centros presentó un resultado de explotación negativo, según desveló en su día El Confidencial. Los números rojos de 3 millones de Marineda City marcan el peor dato, con excepción del ebit negativo de 4,1 millones de Can Drago, en Barcelona. Ahora, el cierre planea sobre el centro coruñés.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad