Sandra Ortega, José Marái Castellano, Ángel Jove y Amancio López, empresarios gallegos embarcados en el negocio hotelero

El Covid-19 corta la expansión turística de grandes fortunas gallegas

La crisis por el Covid-19 deja en el aire la campaña de verano al sector hotelero, en el que han invertido Sandra Ortega, José María Castellano o Ángel Jove

El coronavirus corta la senda triunfal del turismo español. La crisis por el Covid-19 impedirá que el país registre su octavo año consecutivo con récord de visitantes extranjeros (fueron 83,7 millones en 2019) y provocará la pérdida de 124.150 millones de euros de volumen de negocio en el sector, según el último informe de la Alianza para la Excelencia Turística Exceltur.

Este cambio de tendencia siembra la "incertudimbre" en el sector, tal y como reconocen fuentes de algunas de las principales cadenas gallegas y coge a contrapié a algunos de los proyectos estrella de las grandes fortunas gallegas, que habían redoblado su apuesta por el sector, pero que ahora ven cómo la inversión se pone cuesta arriba. Es el caso de Sandra Ortega. La primogénita de Amancio Ortega recibió la luz verde del Gobierno luso el pasado mes de diciembre para desarrollar su resort en una de las áreas vacacionales más demandadas en Portugal: la península de Troia.

De Portugal a Room Mate

El proyecto se remonta al año 2016, cuando Rosp Corunna, brazo inversor de Sandra Ortega, y Soltroia (del grupo Sonae Capital) sellaron un acuerdo de compra de activos inmobiliarios en Troia por unos 50 millones de euros. Sandra Ortega controla un total de 194 hectáreas en la península, en la que tiene previsto invertir 164,1 millones de euros para poner en marcha un campo de golf y hasta 556 apartamentos de lujo con la posibilidad de añadir uno o dos hoteles.

Al margen de su apuesta en Portugal, Sandra Ortega también es propietaria del 30% de Room Mate. La cadena presidida por Kike Sarasola, que se ha implicado de lleno en la lucha contra el Covid-19, cuenta con 27 hoteles y este verano estaba prevista la apertura de su primer en hotel en Mallorca, a la que se sumarían otros nueve establecimientos hasta junio de 2021. Sin embargo, la división en el Gobierno sobre cuándo volverá la normalidad a hoteles, bares o restaurantes (Nadia Calviño espera que esta se produzca en verano, mientras Yolanda Dïaz no lo prevé hasta finales de año) pone en jaque el calendario de apertura del hotel de Room Mate en Mallorca.

La última apuesta de Castellano

Hasta cinco aperturas eran las que tenía previstas la socimi Millenium Hotels, que tiene a José María Castellano (exvicepresidente de Inditex) como consejero y como uno de los accionistas de referencia (controla el 5,6% de su capital). La socimi tiene en estos momentos tres hoteles arrendados (el Via Castellana, el Hotel Lucemtum y el Meliá Bilbao) y a finales de 2020 preveía tener operativo el Radisson Collection Bilbao, para entre 2021 y 2022 poner en funcionamiento otros cuatro hoteles en Bilbao, Sevilla, Madrid y Cádiz.

La crisis por el Covid-19 también pone cuesta arriba la ampliación de capital por valor de 400 millones de euros tenía previsto desarrollar en dos fases entre marzo y mayo para captar los fondos necesarios con los que financiar su expansión.

El doble golpe a Ángel Jove

Ocho hoteles en Canarias, cuatro en Andalucía, uno en Madrid y otro en Baleares. Es la cartera de activos de Elba Hoteles, la cadena con la que Ángel Jove materializa su inversión en un sector hotelero en el que también está presente su hermano Manuel (que gestiona cuatro hoteles y tres aparthoteles a través de Attica 21). La cadena propiedad del grupo Anjoca se ha visto obligada a cerrar temporalmente todos sus establecimientos en lo que supone nuevo golpe de calado en solo unos meses.

Y es que la firma ya se vio afectada por la quiebra del touroperador Thomas Cook durante la recta final de 2019. De la firma británica dependían el 10% de sus ingresos, que el año pasado se estancaron en los 115 millones de euros y que en este 2020 descenderán a una cifra menor como consecuencia de una crisis por el coronavirus, que sin embargo, no pone en jaque nuevos proyectos. La firma presidida por el empresario gallego no tiene aperturas previstas, aunque sí planeaba su desembarco a medio plazo en ciudades como Bilbao, San Sebastián, Valencia, Málaga o Sevilla.

Amancio López, rey hotelero

A diferencia de Sandra Ortega, José María Castellano o Ángel Jove, otro empresario gallego ha volcado su actividad en el negocio hotelero y ha logrado hacerse con el trono del sector en España. Se trata del chantadino Amancio López, propietario de la cadena Hotusa, el mayor consorcio hotelero del mundo al contar con más de 3.000 establecimientos.

La cadena, que puso en marcha un ajuste laboral en su centro de Chantada antes de la declaración del Estado de Alarma, se encuentra inmersa en un proceso de expansión que ha permitido que su consorcio sumase 160 nuevos hoteles en todo el mundo solo en el primer semestre de 2019 y que se ha saldado recientemente con la compra del Hotel Tryp de A Coruña.

El coronavirus también golpea al otro gran empresario gallego del sector hotelero, José Antonio Castro Sousa. El presidente de Hesperia controla un total de 33 establecimientos mediante sus alianzas con Hyatt o Apple Leisure tras romper con NH Hotels en 2018. Una de sus más recientes operaciones fue la toma del control de La Manga Club, el mayor resort vacacional del sur de Europa.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad