Reunión de junta de accionistas de El Corte Inglés en agosto de 2019, con presencia de la presidenta Marta Álvarez, Víctor del Pozo (CEO de retail) y Antonio Hernández-Gil (secretario del consejo de administración). Foto: EFE/DPC

El Corte Inglés quiere aguantar dos meses antes de plantear un ERTE

La empresa asegura tener músculo para sostener a su plantilla gracias al funcionamiento de los supermercados y haber firmado su refinanciación hace un mes

Marta Álvarez no quiere pasar a la historia como la primera presidenta de El Corte Inglés en hacer un ERTE. La presidenta de los grandes almacenes se vio obligada a cerrar todos sus establecimientos con el estado de alarma a excepción de los supermercados y, a pesar de la tendencia reinante en el sector, cree que puede aguantar sin despidos por lo menos un par de meses.

Las fuentes consultadas por Economía Digital aseguran que la compañía cuenta con el músculo suficiente para aguantar sin tomar medidas drásticas por el impacto del coronavirus. La firma cuenta con el apoyo de la banca, que hace solo un mes firmó una refinanciación de la deuda que alivia el horizonte financiero de la organización.

Consultada por este medio, la empresa declina hablar sobre la gestión de la plantilla tras el cierre de centros. Sin embargo, también saca pecho por el acuerdo con las entidades financieras, que le permitió reducir el coste de la deuda y sanear su balance. 

Además, la compañía está centrada ahora mismo en la división de supermercados, que sigue abierta junto a la de electrónica. "Entre ambas están haciendo entre el 35% y el 40% de la facturación normal que solía tener un centro comercial", explican las mismas voces.

Así, los grandes almacenes optaron por reforzar especialmente el área de alimentación y piden voluntarios para reforzarla y atender pedidos telefónicos desde casa.

El Corte Inglés cerró con el estado de alarma

El Corte Inglés decidió cerrar sus centros comerciales tras decretarse en España el estado de alarma. La medida, según informó la compañía se aplicó a todas las plantas de los establecimientos a excepción del área de supermercado y electrónica, incluidos como áreas de necesidad en el Real Decreto.

“Como respuesta a la alerta sanitaria y al compromiso de la compañía con sus clientes, empleados y con la sociedad en general”, el Grupo ha adoptado esta decisión, asegura El Corte Inglés a través de un comunicado.

Para paliar en lo posible esta situación, la compañía decidió reforzar los servicios online y telefónico con recogida de mercancía en el aparcamiento de los centros comerciales. También desarrolló una nueva aplicación que permite el pago a través del teléfono móvil.

 

 

 

Un artículo de Carles Huguet

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad