Pablo Isla, presidente de Inditex.

El coronavirus dejará una factura de 400 millones en Inditex

Los analistas de Citi y Credit Suisse calculan que el coronavirus podría limitar en un 2% la facturación de la dueña de Zara en este 2020

Gigantes del sector de la moda como Versace, Ralph Lauren o Under Armour han decidido poner cifras al impacto que supondrá el coronavirus de Wuhan en su cuenta de resultados en una tendencia de la que se ha quedado al margen Inditex. La multinacional con sede en Arteixo ha optado por no avanzar qué impacto prevé en su facturación por este virus, que, según casas de inversión como Citi, podría arrebatarle hasta un 2% de las ventas en 2020.

El consenso de analistas prevé que Inditex bata un nuevo récord de facturación en este ejercicio al alcanzar los 28.070 millones de euros. Pero, según los analistas de Citi esta cifra podría reducirse en una horquilla de entre 280 y 560 millones de euros (entre un 1% y un 2%) a lo largo del año como consecuencia del estallido de este virus que amenaza el segundo mercado de Inditex. En la misma línea se sitúan en Credit Suisse, que prevén un impacto del 2,8% sobre sus ventas del primer trimestre fiscal, lo que se prodría traducir en una facturación casi 180 millones de euros inferior a la que hubiese alcanzado sin la crisis del coronavirus.

El grupo cuenta con unas 600 tiendas en el país (siete en la zona de Wuhan, epicentro del virus) y, además, emplea a 11.680 trabajadores directos en China. Sus ventas en el gigante asiático  aportaron en 2018 un total de 364 millones de euros al beneficio antes de impuestos de Inditex. Se trata, por tanto, del segundo mayor mercado para la compañía presidida por Pablo Isla (solo superado por los 1.650 millones que logra en España) y a través del cual la matriz de Zara o Pull & Bear logró el 8,2% de su resultado global antes de impuestos.

Su cadena de proveedores

El coronavirus golpea a China, que no es solo el segundo mayor destino para las prendas comercializadas por Inditex, sino que, además, se erige en uno de los países clave en la cadena de suministro de la multinacional gallega

Y es que Inditex contaba, al cierre de 2018, con un total de 449 proveedores en China, que daban trabajo a unas 400.000 personas. De hecho, el continuo crecimiento de la compañía fundada por Amancio Ortega es uno de los factores que explican el déficit en la balanza comercial de Galicia con China.

Las empresas asentadas en la comunidad gallega exportaron productos por valor de 251,1 millones de euros al país asiático en 2019, casi una cuarta parte de los 979,9 millones de euros a los que ascendieron las importanciones realizadas a la segunda mayor economía mundial. De esta cantidad, 174,6 millones de euros (el 17,5%) se corresponden solo a productos textiles.

De Versace a Under Armour

Esta dependencia de China tanto por la parte de las compras como de las ventas no es exclusiva de Inditex. Otras grandes empresas del sector también se enfrentan a un golpe millonario en sus cuentas de resultados como consecuencia del coronavirus. Firmas como Nike o Uniqlo (la conocida popularmente como Zara japonesa) han decidido mantener cerradas la mitad de sus tiendas en China a lo largo de este mes de febrero.

Por su parte, Capri Holdings, la dueña de Michael Kors, Versace y Jimmy Choo, calcula que el coronavirus podría reducir sus ingresos anuales en hasta 136 millones de euros, casi el doble que los 70 millones que prevé dejar de ingresar Ralph Lauren o los entre 45 y 55 millones de euros menos en ventas que Under Armour estima para este 2020 como consecuencia de este virus.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad