El contrato homologado nace sin garantías sobre el precio de la leche

stop

CRISIS SECTOR LÁCTEO

Los intermediarios tiran a la baja el precio de la leche

en A Coruña, 16 de diciembre de 2015 (21:32 CET)

Un paso más, pero muy corto y meramente formal. Lo que unos ven como un éxito, la industria y las administraciones, otros avisan de que es una fórmula "meramente administrativa" que "no resuelve cuestiones sustanciales". La interprofesional láctea (Inlac)), que agrupa a representantes de los productores, cooperativas e industrias, ha dado el visto bueno este miércoles al contrato homologado para el suministro de leche cruda de vaca, a excepción de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), en la que se enmarca el Sindicato Labrego Galego.

El texto, que ha sido apoyado por UPA y Asaja, pero no por COAG, será publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) como un mismo modelo a usar por todas las industrias en sus compras de leche a productores. El contrato homologado tendrá implicaciones para ambas partes en cuanto a la duración, los periodos y el volumen de leche a entregar con un margen de variación del 10% o la fijación de un precio fijo, mixto o variable sometido a diferentes referencias, así como las condiciones de pago.

El contrato también recoge cláusulas referidas a la calidad y trazabilidad de la leche, la duración y la prórroga o las condiciones de renovación y modificación del contrato, entre otras. Desarrolla el real decreto 125/2015, que supone la evolución del paquete lácteo en un entorno de liberalización.

Muchos matices

Según el líder de Unións Agrarias, Roberto García, este contrato es un "tema meramente administrativo" y "no resuelve cuestiones sustanciales" para el sector, pero lo cree necesario para "evitar cláusulas raras" en lo que ofrece la industria a los ganaderos y para cuestiones como el uso de laboratorios homologados.

En esta línea, García reflexiona sobre que este contrato "no supone ninguna subida de precio de la leche" ni dará lugar a "grandes mejoras", por lo que llama a no "perder más tiempo con él", a pesar de las "expectativas" que han puesto en éste la Xunta y el Gobierno, ya que supone "la preocupación número 99" entre las demandas de los ganaderos.L

La oposición del SLG

Este miércoles, la líder del Sindicato Labrego Galego, que forma parte del sindicato estatal COAG, Isabel Vilalba, ha mostrado su rechazo al contrato homologado lácteo, ya que "consolida una posición casi de derecho de pernada de la industria sobre el sector productor".Así, las críticas del Sindicato Labrego se centran en que el contrato homologado "ni da más garantía en los precios, ni refuerza el poder negociador en la parte productora, ni da más estabilidad".

Por su parte, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha dejado también patente este miércoles su rechazo a la propuesta de contrato homologado para el suministro de leche cruda de vaca que presentó la interprofesional láctea, porque no refuerza la posición negociadora de los ganaderos ni ofrece garantías de precios y recogida."No habrá lugar a la negociación. La industria impondrá sus condiciones porque el contrato así se lo facilita", ha subrayado el responsable del sector lácteo de COAG, Gaspar Anabitarte.

COAG, que se negó a firmar el acuerdo lácteo en septiembre --al igual que UPA--, ha subrayado que "lamentablemente" el tiempo les dio la razón, ya que considera que el acuerdo "no está sirviendo para garantizar un precio remunerativo para los ganaderos que al menos cubra los costes de producción".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad