El concello de San Cibrao acumula sanciones por valor de 600.000 euros a causa de los vertidos en el Barbaña

stop

Los empresarios del municipio, principal zona industrial de la provincia de Ourense, urgen un centro de residuos y piden moderación en la tasa de basuras

05 de julio de 2012 (10:53 CET)

Hay pocos concellos tan reincidentes como San Cibrao, que en los últimos tres años ha acumulado expedientes sancionadores de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil por vertidos en el río Barbaña. Hasta tal punto, que las propuestas de sanción que ha remitido el organismo al Ministerio de Medio Ambiente desde 2009 superan ya los 600.000 euros. Una cifra arrebatadora para una administración que apenas rebasa los 4 millones de euros de presupuesto.

El último expediente se hizo público el pasado día 20 y condenaba varios vertidos en el cauce del río los días 7, 19, 26 y 27 de enero de este año. Los daños fueron valorados en 13.400 euros, a los que se sumará una multa, probablemente, superior a los 4.000 euros.

No fue ninguna sorpresa en el concello, que tiene pendiente de resolver un expediente sancionador de 450.000 euros por un vertido que acabó con la vida de 17.000 peces del Barbaña en junio de 2010; otro de marzo de ese mismo año en el que se piden 114.000 euros de sanción, y dos expedientes más de diciembre de 2010 y de octubre de 2009 que suman 50.000 euros.

Urgen una planta de residuos

Mientras, la Asociación de Empresarios del Polígono de San Cibrao, el parque industrial más importante de la provincia y uno de los más grandes de Galicia, considera imprescindible la construcción de un centro de residuos que ofrezca una salida provisional a las cerca de 8.000 toneladas de desperdicios que generan las empresas anualmente. Al menos, hasta que entren en funcionamiento el centro verde y el punto limpio que se están ejecutando en la zona.

“Es imprescindible no sólo en el aspecto económico, sino en el social y en el ecológico”, ratifican desde la Asociación, que también ha pedido “prudencia” en la implantación de tasas. “Estamos en conversación con el consistorio para que las tasas que puedan reducir la contaminación se mantengan dentro de lo razonable”, aseguran.

Piden penas mayores

Las asociaciones ecologistas Amigos da Terra y Plataforma Ríos Limpos vienen denunciando los vertidos sistemáticos en el cauce del Barbaña desde el año 2006. Para las asociaciones, el principal problema es el mal uso de la depuradora del municipio. “Sólo está preparada para recibir residuos domésticos –dicen en Amigos da Terra-, por lo que cuando tiene que asimilar residuos industriales no puede y se filtran al río”.

Por otro lado, valoran positivamente la actuación de la Confederación Hidrológica Miño-Sil, aunque creen que la reiteración en las sanciones económicas no está dando el resultado deseado. “Alguno de estos hechos deberían cualificarse como delitos ecológicos cuya penalización es mayor y pueden conllevar incluso penas de prisión”, aseveran.

Imagen empresarial


Las reiteradas sanciones han situado al concello de San Cibrao y al complejo industrial en el punto de mira de la conciencia ambiental, siempre observado desde un velo de suspicacia por sus prácticas en la gestión de residuos. Hasta tal punto, que las empresas del polígono de San Cibrao han decidido iniciar una serie de acciones para reivindicar su respecto por el medio. “Hay una creciente sospecha sobre nuestra actividad que es muy injusta, las incidencias son excepcionales”, llegó a decir el presidente de la Asociación de Empresarios, Elías Mera, el mes pasado, en un acto público cuyo objetivo era hacer patente el respecto ambiental de los asociados.

Durante la comparecencia, Mera anunció la puesta en marcha de una campaña explicativa y de concienciación ambiental entre las empresas, que se comprometieron a desarrollar un registro de buenas prácticas ambientales en su actividad productiva
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad