El comercio gallego augura una caída del 40% de las ventas tras los ajustes de Rajoy

stop

Reconocen que la subida del IVA y la ampliación de los horarios comerciales los deja “al borde del abismo”

Marineda City, en A Coruña

13 de julio de 2012 (18:58 CET)

La delicada situación que atravesaba el pequeño y mediano comercio en Galicia llegará a una posición crítica con las nuevas medidas ratificadas en el Consejo de Ministros de este viernes. Según datos de la Federación Galega de Comercio (FGC), en los últimos 5 años han cerrado cerca de 17.000 establecimientos –el 25% del total-- y calculan que se han destruido alrededor de 45.000 empleos.

La entidad estima que el aumento del IVA y la ampliación de los horarios comerciales dará un golpe definitivo a un sector ya mermado desde que comenzó la crisis. “Nos lleva al borde del abismo, son unas medidas que sólo benefician a la gran distribución”, explican.

Aunque es pronto para hablar de cifras, la FGC estima que las últimos cambios ponen en peligro el 40% de las ventas actuales y ello conllevará “inevitablemente” el cierre de establecimientos y el aumento del paro en el sector.

Ni absorber el IVA, ni abrir más días

La desventaja principal del pequeño y mediano comercio con respecto a las grandes distribuidoras es que no tienen margen de beneficio para asumir la subida del IVA, por lo que tendrán que aumentar los precios, ni rentabilidad suficiente como para ampliar las horas de apertura. Mientras, empresas como Inditex, el imperio textil de Amancio Ortega, ya anunció que absorbería la subida del IVA sin que afectase a los precios.

El nuevo decreto ley que pondrá en marcha el Gobierno permitirá a las grandes superficies abrir 90 horas semanales --antes sólo podían 72-- y un máximo de 16 domingos o festivos al año, frente a los 12 previos. Por lo tanto, aumentará la competitividad de las grandes áreas comerciales en perjuicio de los comercios más pequeños.

“No tenemos capacidad para mantener empleados en festivos --explican en la entidad-- porque no es rentable, y tampoco podemos perder esa cuota de ventas sin que aumente la precariedad, el desempleo y los cierres”.

Navidad

Otro de los asuntos que preocupa en la Federación de Comercio es el descenso en el poder adquisitivo de los ciudadanos y, en particular, de los funcionarios. Los establecimientos gallegos realizan un 40% de sus ventas de todo el año en el mes de diciembre, y temen que la eliminación de la paga extra de Navidad a los trabajadores públicos --medida anunciada el pasado miércoles por Mariano Rajoy-- reduzca drásticamente sus ingresos.

Mujeres y autónomos

Las empresas asociadas a la Federación Galega concentran al 25% de los trabajadores autónomos de la comunidad, según datos de la propia entidad. Además, en la FGC resaltan que el 60% de los empleados en pequeño y mediano comercio son mujeres. Por ello, consideran que las nuevas medidas atacan directamente a dos colectivos especialmente vulnerables en cuanto a renta y a posibilidades de inserción laboral.

Los comerciantes han formalizado su descontento sumándose a la protesta de la Confederación Española de Comercio. Desde la entidad estatal, han remitido el pasado jueves un comunicado al Ministerio de Economía en el que manifiestan su rechazo a la ampliación de horarios por considerar que se trata de una actuación “no prioritaria, no demandada e innecesaria”.

El ejemplo coruñés

El comercio gallego tiene una serie de características, como es su marcado localismo y su pequeña estructura. Estas fueron las circunstancias que impulsaron a los tres grupos con representación en el Parlamento ha aprobar en tiempos del bipartito una Ley de Horarios Comerciales de Galicia que protegía al pequeño comercio.

Una ley, sin embargo, que ahora queda en agua de borrajas pese a la defensa que se hizo de él, también desde la Xunta del PP.

Los comerciantes destacan que dar más número de horas a las grandes superficies no solucionará el problema. Antonio Amor, presidente de los comerciantes de la zona centro de A Coruña explica como en la ciudad herculina llegaron a convivir 11 centros comerciales.

"Ahora, solo hay que ver su situación para saber que abrir más días no les va a solucionar nada. Hay uno a punto de cerrar, y casi ninguno se salva de la quema y de las pérdidas. Incluso los que se anunciaron como punteros están haciendo grandes ofertas a los comerciantes para que se vayan a sus locales", comenta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad