El comercio coruñés cree que la liberalización de horarios “acabará” con ellos y alargará la agonía de las grandes superficies

stop

Los pequeños empresarios creen que los doce centros comerciales que hay en A Coruña se agarrarán a la norma como a un clavo ardiendo si se pone en marcha. Desde la llegada de Marineda City han cerrado en el centro cerca de 30 tiendas 

Marineda City, en A Coruña

12 de mayo de 2012 (21:38 CET)

Los rumores sobre la posibilidad de que en unas pocas semanas el Gobierno de Mariano Rajoy intervenga en los horarios comerciales de las comunidades autónomas tiene sobre alerta tanto al comercio gallego como a la propia Xunta. Son conscientes de que con esta medida se le puede dar el tiro de gracia al comercio tradicional gallego, de pequeñas dimensiones. Sin duda la ciudad gallega más afectada por la medida será A Coruña, donde sus comerciantes se encuentran 'sitiados' por doce centros comerciales. Algunos de ellos registran pérdidas alarmantes.

Antonio Amor, el presidente de los comerciantes de la zona centro de A Coruña, afirma que la liberalización de horarios en las grandes superficies puede “acabar por matar” al pequeño comercio de la ciudad, en donde desde la apertura del centro comercial Marineda City, el pasado 2011, ya han cerrado casi 30 establecimientos.

“La liberalización de horarios no se podrá aguantar. Ya no es sólo por la crisis, es porque el pequeño comercio no puede abrir todo el día, todos los días de la semana”, comenta el dueño de la Joyería Amor, en plena calle Real de A Coruña. De hecho, desde la llegada del Marineda, muchos comercios del centro de la ciudad dejaron de cerrar al mediodía.

Los grandes también lo pasan mal

El sector del comercio coruñés sostiene que la liberalización de los horarios comerciales, de ponerse en marcha, será el clavo al que se agarrarán los grandes centros que existen en A Coruña y que se multiplicaron durante la etapa de Javier Losada al frente de la Alcaldía.

Actualmente, la ciudad herculina cuenta con doce centros comerciales. Muchos de ellos presentan una situación cuanto menos, apurada. En pleno centro de la ciudad, el Boulevar del Papagayo fue vaciándose poco a poco de las tiendas que tenía desde el año 2009. En una situación parecida se encuentra el centro comercial Dolce Vita, al que la proximidad con el gigante del Marineda City lo tocó de lleno.

Los Cantones Village y Espacio Coruña

Los Cantones Village, en el puerto coruñés estuvo a punto de entrar en concurso de acreedores hace dos años, hasta que una sociedad del grupo Comar se hizo cargo de ella y potenció sus actividades de ocio nocturno.

En situación complicada también se encuentra Espacio Coruña ya que la propietaria del edificio entró este año en suspensión.

Incluso Marineda

Según los comerciantes, hasta el gigante de Marineda City lo pasa mal. “Puedes tener un grupo de tiendas grandes en los centros comerciales, pero también te hace falta pequeño comercio. Sin embargo, los alquileres eran prohibitivos. Eso propició una pequeña rebelión que ha hecho que las condiciones hayan cambiado”, comentan a Economía Digital comerciantes de la zona centro.

Los comerciantes sostienen que la crisis que viven los grandes centros comerciales los llevará a abrir más días al mes, lo que acabará sumiendo al comercio de la ciudad. “Si la ley va adelante abrirán los primeros domingos de cada mes, cuando aún hay dinero y eso nos acabará por destrozar”, zanja Amor.

Ley de Horarios Comerciales de Galicia

Ante esta situación, los comerciantes recuerdan que en la comunidad autónoma ya existe una Ley de Horarios Comerciales que se puso en marcha en el 2006, con el bipartito, y que establece que las superficies de más de 150 metros cuadrados pueden abrir ocho festivos al año, mientras que el pequeño comercio dispone de libertad horaria.
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad