El Circuit de Catalunya perdió 8,6 millones de euros en 2010

stop

AUTOMOBILISMO

Vettel, Horner y Ecclestone charlan en el 'paddock' del Circuit de Catalunya

03 de junio de 2011 (00:24 CET)

El Circuit de Catalunya devuelve al país más de lo que cuesta, pero desde hace dos años el retorno es menor. ¿La razón? Prosiguen las pérdidas de explotación por segundo año consecutivo. Si en 2009 la instalación deportiva registró unos números rojos de 9,2 millones de euros, en el último ejercicio la cifra ronda los 8,6 millones, según ha podido saber Economía Digital. La crisis económica general y el encarecimiento de las cuotas que cobran los organizadores de las grandes pruebas automovilísticas que se celebran en Montmeló son la causa principal de esa situación.

Fuentes empresariales vinculadas con el circuito aseguran que uno de los retos del nuevo equipo que se ha hecho cargo de la gestión pasa por realizar una administración más eficaz de los recursos. El objetivo es atemperar las pérdidas sin perder el impacto económico que se ha conseguido con la instalación especializada en el mundo del motor.

Circuits de Catalunya es una sociedad mercantil filial del Consorcio del Circuit de Catalunya, un organismo que, a su vez, es propiedad de la Generalitat (72%), el RACC (18%) y el Ayuntamiento de Montmeló (10%). Durante el último lustro, el ejercicio 2006 fue el mejor en términos de resultados de la entidad, cuando se obtuvieron beneficios de 2,7 millones. Desde entonces, sucesivamente, el circuito ha ido retrocediendo cada año: en 2007 ganó 1,7 millones; en 2008 fueron 0,5 millones y en 2009 el quebranto supuso 9,2 millones.

Las principales fuentes de ingresos del circuito son la venta de entradas para los grandes premios (60-70%), alquiler de instalaciones (15-20%) y los patrocinios (10%). En el ámbito de los gastos, la principal salida de recursos se concentra en el canon que la instalación tiene suscrito con cada uno de los organizadores de los grandes premios, tanto de motociclismo (Dorna) como de Fórmula 1 (Ecclestone).

Cambio de gestores

La responsabilidad de esas pérdidas corresponde a un equipo de gestión que ya ha abandonado sus funciones directivas tras las elecciones autonómicas. En concreto, el director general durante 2010 era Ramon Praderas, mientras que el presidente del Consorcio era el exvicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira.

El consorcio está presidido ahora por Vicenç Aguilera y el director general de la instalación es Salvador Servià. El primero, director técnico de Ficosa, es un profesional vinculado al mundo del motor desde diferentes ámbitos. Servià, por su parte, fue un reconocido piloto.

Reequilibrio patrimonial

Con un capital social de 74,3 millones de euros, los fondos propios descendieron hasta los 67 millones en 2009 y en el cierre del último ejercicio podrían rondar los 59 millones. Habida cuenta de quiénes son los socios, no parece que esa disminución del capital vaya a suponer ningún problema a corto plazo para la institución que gestiona la infraestructura deportiva, pero si que puede forzar a un reequilibrio patrimonial.

A finales de 2009, Circuits de Catalunya contaba con una plantilla fija formada por 78 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad