El cierre planea sobre Begano a pesar de los beneficios

stop

Cuatro directivos de la embotelladora gallega de Coca-Cola, que ganó 36,7 millones en dos años, abandonaron la factoría en los últimos meses

Fábrica de Begano en A Coruña

13 de diciembre de 2013 (00:41 CET)

Tiempos convulsos en Begano. Coca-Cola Iberian Partner prepara un plan de reestructuración de la compañía, tras fusionar todas las embotelladoras españolas de la famosa bebida gaseosa. Prevé la salida de 1.200 trabajadores y el cierre de cuatro de las once plantas. La factoría coruñesa podría ser una de las candidatas, a pesar de que en los dos últimos años ha registrado beneficios por valor de 36,7 millones de euros. Más de 270 empleados trabajan en la planta.

De momento, el nombre de las plantas que echarán el cierre se desconoce de forma oficial y las negociaciones no han comenzado. Sin embargo, algunos indicadores no ayudan a calmar los ánimos en A Coruña. Según fuentes sindicales, en los últimos tiempos, hasta cuatro directivos del centro gallego han abandonado la factoría. Además, como adelantó Economía Digital, el actual director general de Begano, Antonio Couceiro, ya ha indicado a la plantilla que su puesto "tiene fecha de caducidad".

Beneficios y reparto de dividendos

La empresa coruñesa controlada por Coca-Cola Iberian Partners, cuyo accionista mayoriario es la familia catalana Daurella, cerró 2011 con beneficios por valor de 31,1 millones de euros, alcanzando una cifra de negocio de 176,2 millones. Sin embargo, el ejercicio cerrado el año pasado fue peor. Begano reconoce en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil que se han incumplido las expectativas, “debido a la crisis económica y financiera que han sufrido los mercados”. La cifra de negocio cayó hasta los 171,8 millones y la empresa mantuvo un beneficio de 5,56 millones, debido “al reparto de un dividendo de Casbega –la embotelladora de Coca-Cola en Madrid-- y a los dividendos a cuenta repartidos durante el ejercicio”.

Lo cierto es que a principios de año, la compañía gallega repartió entre sus accionistas un dividendo extraordinadio antes de su integración definitiva en la embotelladora única de Coca-Cola. Nada menos de 104,8 millones de euros con cargo a reservas.

Antes de la fusión, las siete familias españolas socias de Coca-Cola decidieron repartir un dividendo que en total (ordinario y extraordinario) suma 960 millones de euros con cargo al ejercicio 2011, frente a los 130 millones del ejercicio anterior.

A pesar de los beneficios, Begano no alcanzó el año pasado los beneficios estimados por la compañía.

Relevo de directivos

Después de un año irregular, con una bajada en las ventas sobre todo de las botellas de cristal, alienta el pesimismo los relevos en la cúpula de Begano. Según fuentes sindicales, "el director técnico, el director comercial, el financiero y el de gestión de calidad" han abandonado la planta en los últimos meses. Sus funciones las cubren ahora cargos de la embotelladora asturiana de Coca-Cola, que simultanean su trabajo en la comunidad vecina con responsabilidades en el centro coruñés.

Pese a todo, en la plantilla se mantienen optimistas, después de que la dirección, afirman los sindicatos, les asegurase que la planta gallega tiene "un 90%" de posibilidades de mantener la actividad. Argumentan, que Coca-Cola querra preservar una de sus plantas en el noroeste y a que los números de A Coruña son mejores que los de Asturias.

Una planta especializada en ediciones limitadas

Por otro lado, se acaba de cerrar el convenio colectivo de los trabajadores de la factoría coruñesa para los próximos tres años. En la negociación, participó Couceiro, el director general y ex conselleiro de Industria hasta 1999 con Manuel Fraga en la Xunta que, se especula, podría salir de la compañía una vez finalice el proceso de integración de las embotelladoras.

Los sindicatos destacan también que se están realizando pequeñas obras en la fábrica, lo que invita a pensar en su continuidad. De ser así, Coca-Cola mantendría el centro, especializado en la producción de ediciones limitadas. En Begano se hizo la botella de aluminio que lanzó la compañía para los Juegos Olímpicos de Pekín y para los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán el próximo año en Rusia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad