¿El céntimo sanitario?: "No se pueden pagar dos impuestos por lo mismo"

stop

El empresario Jordi Besora, que ha logrado que la UE declare ilegal el céntimo sanitario, tiene la esperanza de que las administraciones reaccionen pronto y devuelvan el dinero

27 de febrero de 2014 (13:00 CET)

“Sentimos una gran satisfacción de que nuestra reivindicación se haya escuchado y de que se nos haya dado la razón”, con estas palabras muestra su alegría el empresario Jordi Besora, portavoz de la empresa Transportes J. Besora que ha encabezado, junto a otras 60 empresas, un aluvión de denuncias contra el céntimo sanitario. Este jueves la Unión Europea ha declarado ilegal este gravamen que afectaba a los carburantes.

“No se pueden pagar dos impuestos por lo mismo”, explica Besora. Según el empresario, se había fijado una nueva tasa para el consumo de carburantes cuando ya había otra destinada a ese mismo fin, de manera que estaba duplicada. “El carácter finalista del nuevo impuesto no existía y por eso se denuncia”, matiza.

Un grupo de empresas contra el céntimo sanitario

Asesorados por la empresa Mallol Assessors, Besora junto a otros empresarios de Catalunya recopilaron toda la información y las facturas necesarias para reclamar la cantidad abonada por este nuevo gravamen que consideraban irregular.

Todo empezó en 2005 y, casi 10 años más tarde, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea considera que el céntimo sanitario es ilegal, lo que obliga ahora a las administraciones públicas que lo impusieron a devolver el montante obtenido a través de esta vía.

“No es ni sanitario, ni tampoco un céntimo. Ha llegado a suponer hasta cuatro y cinco céntimos. Nosotros pedimos 45.000 euros, pero cada empresa ha reclamado una cantidad. Además no todas las comunidades autónomas lo habían aplicado. En el caso de Catalunya se optó por cobrar este gravamen y ahora tras la resolución de la UE hay que ver quién se hará cargo de este dinero que hemos pagado”, señala Besora.

A la espera de la respuesta del Estado y de las CCAA

Según este empresario, en un primer momento fue el Estado quien cobró el céntimo sanitario, pero después tuvieron la competencia para hacerlo las diferentes comunidades autónomas, lo que obliga ahora a todas las administraciones a valorar quién es responsable y en qué medida de devolver la cantidad pagada y que se ha llegado a cifrar en13.000 millones de euros.

“Ahora estamos en manos de otros. La pelota está en el tejado de las administraciones y no sabemos cómo van a proceder, si se devolverá el dinero o si se optara por suprimir algún otro tributo para compensar”, añade Besora. Con todo y, de momento, la sentencia de la UE es un duro golpe para el Estado y algunas CCAA que tendrán que digerir la resolución para después actuar en consideración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad