El presidente del Real Club Celta de Vigo, Carlos Mouriño | EFE

El Celta estalla contra Caballero: “Alcalde, no me sometes”

stop

Mouriño se ensaña con Abel Caballero, al que llama populista e incapaz; da por roto el acuerdo para la concesión de Balaídos

en A Coruña, 26 de marzo de 2018 (15:11 CET)

El presidente del Celta arremetió sin piedad contra Abel Caballero: “Alcalde, no me sometes. Estaré en esta misma línea siempre y permanentemente. Defendiendo lo que creo que es mejor para los ciudadanos, para el celtismo y para Vigo. No hables del Celta en nombre de Vigo. El Celta y el Ayuntamiento no van de la mano, rompiste el acuerdo”. Así, dirigiéndose directamente al regidor socialista, evidenció el monumental cabreo del club tras conocer las alegaciones del Concello contra el proyecto para la ciudad deportiva que construye en la localidad vecina de Mos.

El equipo de Caballero y el Celta llegaron a un acuerdo para que el club aceptase la concesión del nuevo Balaídos, dejando a un lado la pretensión de construir uno nuevo, pero con la condición de que se pudiera llevar adelante la nueva ciudad deportiva. La ofensiva del Concello ha provocado que Mouriño dé por roto aquel pacto, según informó este lunes en rueda de prensa.

No aclaró el presidente cuál es el futuro de la institución, ni si retoma el plan para marcharse de Vigo: “No lo sé. Ya no depende de mí. No sé si va a seguir con las obras. ¿Quién las va a pagar? Porque no nos estaba dando nada gratis, había un canon que teníamos que pagar. No entiendo por qué hizo esto que sabía que iba a ser una ruptura total”, aseveró Mouriño.

El canon del Celta: 40 millones, según Mouriño

La rueda de prensa estuvo llena de mensajes: “El Celta no va a ser un arma política de nadie”; “no necesitamos la dirección política de nadie”; “creemos que sabemos caminar solos”; “el Celta no se va a dejar someter jamás por nada ni por nadie”. Mouriño llegó a decir que Caballero había demostrado “incapacidad” al no tener un plan general aprobado (PXOM), razón por la que el club tuvo que buscar alternativas a la ciudad deportiva, y tildó de “populistas” sus mensajes. “Quiso echarnos encima a la ciudad de Vigo”, aseguró.

En este sentido, reiteró en varias ocasiones que el Celta no le está costado “un euro” a los ciudadanos, pues ha pagado “tanto como el Concello” de las obras de Balaídos, a lo que se sumaría el canon anual. Según desveló Mouriño, este pago ascendería a 880.000 euros anuales durante un periodo que no se llegó a determinar, pero que se estimaba en 50 años. Son unos 40 millones, que equivalen al coste de la reforma del estadio. “¡Qué casualidad!”, ironizó Mouriño.

 

"Nos están echando de Vigo"

El presidente recuperó en dos ocasiones una de las frases que radiografían el dilatado conflicto entre el club y el Concello: “Ya dijimos que nos están echando de Vigo. Confirmo esa teoría. Quisimos enraizar con la ciudadanía y el celtismo. Lo demostramos invirtiendo a nuestra sede, que era contrario a la opinión de algunos celtistas, que preferían destinar ese dinero a invertir en jugadores. Pero nosotros queremos hacer cosas por Vigo. Solo hay un problema, no nos dejan”, expuso.

Tanta indignación tiene como origen el informe de objeciones remitido por el Ayuntamiento contra la modificación puntual del plan urbanístico de Mos (PXOM) que daría cobertura a la ciudad deportiva del Celta. El Concello vigués alega que dañaría las finanzas del consistorio y que “no se ajusta totalmente a derecho”. Mouriño tildó de “traición” el informe.

Hemeroteca

Celta de Vigo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad