El presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page en visita a Incarlopsa.
stop

El fabricante cárnico Incarlopsa es donante recurrente de la fundación Impulsa, que gestiona los anuncios publicitarios del gobierno

en Madrid, 20 de marzo de 2018 (06:00 CET)

El carnicero de Mercadona, Incarlopsa, donó 400.000 euros al gobierno de Emiliano García-Page (PSOE) a través de la fundación Impulsa, que gestiona la publicidad del gobierno manchego.

Incarlopsa es la empresa que más factura en Castilla La Mancha y aportó dos donaciones de 200.000 euros en 2016 y 2017, años en los que el gobierno de Castilla La Mancha persiguió e intentó sancionar a los inspectores veterinarios autonómicos que denunciaron maltrato animal en el matadero de esta compañía cárnica en Tarancón (Cuenca).

Incarlopsa realizó en los últimos dos años una donación equivalente a la de las grandes empresas del Ibex como Iberdrola, con 200.000 euros en 2016 o La Caixa, que dio 150.000 euros ese mismo año, según las cuentas de Impulsa, una entidad sin ánimo de lucro. Sólo Liberbank, que gestiona las nóminas del gobierno autonómico, aportó más dinero que Incarlopsa en ese período (430.000 euros).

Las donaciones de Incarlopsa a Impulsa se sitúan al nivel de empresas del Ibex

La fundación Impulsa está presidida por Rafael Pérezagua, secretario general de la Presidencia del gobierno regional y mano derecha de Emiliano García-Page, mientras que su gerente, Gabriel González, es un alto cargo de la Presidencia del gobierno, según reseña el diario manchego Clm21.es.

La responsable de la publicidad institucional del gobierno, Esther Padilla; la directora general de Turismo, Ana Isabel Fernández; y el director general de Industrias Alimentarias, Gregorio Jaime Rodríguez; son vocales de la fundación, según el mismo diario.

La sentencia judicial

Las donaciones adquieren especial interés las la sentencia del 21 de septiembre pasado del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, que acredita que la Junta de Castilla La Mancha “trabajó al dictado” de la empresa Incarlopsa al perseguir y sancionar a los inspectores veterinarios que levantaban actas contra la empresa por sacrificar cerdos bajo unas condiciones que violaban las leyes de bienestar animal.

El matadero de Tarancón (Cuenca) sometió a maltrato sufrimiento innecesario a los cerdos que sacrificaba sin la sedación exigida por ley. El proveedor de Mercadona incumplió el proceso de sedación que exige que los cerdos permanezcan en un foso de CO2 durante tres minutos antes del sacrificio.

Las prisas por atender la creciente producción hacían que la compañía incumpliese los plazos y degollase los cerdos en pleno estado de consciencia. Al ser sacrificados, los animales emitían ruidosos gruñidos que alertaron a un grupo de veterinarios que levantaron actas y propusieron sanciones.

Funcionarios apartados

Pero Incarlopsa pidió al gobierno que sancionase a los veterinarios denunciantes. Y el gobierno de García-Page obedeció y apartó a los funcionarios de sus puestos de trabajo.

Ahora, la sentencia judicial, avalada por cinco magistrados, señala al gobierno manchego por llevar a cabo una “arbitrariedad manifiesta que demuestra complacencia y claudicación” ante el proveedor de Mercadona que donaba dinero al gobernó a través de la fundación Impulsa.

La sentencia también siembra dudas sobre los motivos por los cuales el ejecutivo regional, en lugar de sancionar las irregularidades detectadas en el matadero, terminó persiguiendo a los inspectores que las denunciaron. Ahora, los veterinarios han sido readmitidos en sus puestos de trabajo.

Incarlopsa factura 600 millones de euros al año

Incarlopsa es una empresa con una pesada influencia en el gobierno  en la vida de Castilla La Mancha. Con una facturación de unos 600 millones de euros, es la compañía que más factura de toda la región, el doble que el emblemático fabricante de quesos García Vaquero. Incarlopsa tiene la mayor dimensión empresarial en La Mancha, la misma posición que el gigante El Pozo en Murcia (1.000 millones de facturación).

Y el proveedor de Mercadona también recibe constantes reconocimientos por su actividad empresarial. El comité de empresa propuso el año pasado que el Ayuntamiento de Tarancón le dedicara una calle a la familia Loriente Piqueras, fundadora de Incarlopsa. El gobierno local aprobó la iniciativa y pronto la localidad inaugurará la calle en honor al empresario para felicidad de los sindicalistas de la compañía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad