Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank

El caramelo Liberbank: vale cinco veces menos de lo que ofreció Abanca

El banco asturiano, objetivo de Abanca en 2019, sube un casi un 20% en bolsa en un día pese al descalabro que acumula este año y que le ha llevado a mínimos

Liberbank se ha convertido en un caramelo y los inversores no son ajenos a su caída en bolsa. Los rumores vuelven al parqué madrileño y solo en un día se ha disparado la cotización de la entidad asturiana, con una revalorización del 19,23%, la mayor subida de la jornada este jueves. Sin embargo, se trata de un espejismo. Con un precio de 0,16 euros por título, Liberbank sufre este año una agonía bursátil, y su precio ofrece un valor que prácticamente supone cinco veces menos de lo que el año pasado ofreció Abanca por la entidad, cuando preparó una oferta de compra finalmente frustrada.

Esos 0,16 euros de cotización que marcó este jueves Liberbank, tras la subida de casi el 20%, no ocultan la deriva: el valor sufre un descalabro de un 60% en lo que va de año, lo que arroja una capitalización que no llega a los 410 millones de euros. El banco asturiano encadenó este jueves dos días de subida, desde los 0,13 euros a los que cotizaba el martes.

La jugosa oferta de Escotet

Hace poco más de un año, Liberbank era atractivo con una cotización prácticamente cinco veces superior a la que está mostrando estos días. Así lo entendió Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, que en plena expansión territorial preparó y negoció el lanzamiento de una oferta pública de adquisición (opa) a un precio muy superior a los registros actuales de Liberbank.

En concreto, Abanca se vio obligada a desvelar sus cartas en febrero del año pasado. Era su segundo intento por la entidad asturiana, fruto de la unión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura. Fue entonces cuando anunció su oferta: el precio sería de 0,56 euros por acción, que suponía ya una prima del 42% sobre el cierre de los títulos de Liberbank la jornada anterior.

Esa oferta de 0,56 euros suponía valorar la entidad en 1.639 millones. Un espejismo comparado con la actual travesía de Liberbank en bolsa. Escotet ha reiterado más de una vez desde entonces que no está entre sus prioridades otro intento sobre la entidad que dirige con mano de hierro el catedrático asturiano Manuel Menéndez, que siempre ha apostado por ir por libre pese a los acercamientos a otras entidades, como Unicaja.

¿Ampliación de capital a la vista?

De hecho, Abanca se ha enfrascado en un activo proceso de compras, como la filial española del luso Banco Caixa Geral, o la reciente compra del portugués EuroBic, firmada el pasado mes de febrero, lo que demuestra con hechos su aparente escaso interés por ganar tamaño con Liberbank.

Sin ir más lejos, teniendo en cuenta los mínimos de 0,13 euros por acción a los que cerró el lunes, los inversores estarían descontando que Liberbank necesita una ampliación de capital y que no será capaz de generar beneficios este año. Sin embargo, en sus análisis, entidades como el Santander creen que no será necesario ampliar capital y recuerdan que Liberbank cerró el ejercicio 2019 con una sólida posición de solvencia y liquidez. La bolsa, y los inversores, parecen decir otra cosa. Y se preparan.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad