El calendario de Carceller prevé reestructurar Pescanova este año

stop

Espera acabar el ejercicio con las filiales españolas fusionadas y la nueva sociedad en marcha, aunque el plan de viabilidad se prolonga hasta 2044

Planta de Pescanova en Chapela (Pontevedra) / EFE

05 de marzo de 2014 (23:55 CET)

La hoja de ruta diseñada por Damm, Luxempart y la banca acreedora para reflotar Pescanova está clara. Si su propuesta de convenio sale adelante en los términos planteados, la multinacional contará con una inyección de 150 millones de euros, entre capital y financiación a largo plazo para garantizar su viabilidad. Al mismo tiempo, llevará a cabo una reorganización societaria, con la solicitud de concurso exprés para sus filiales españolas.

La reorganización se llevará a cabo mediante fusión por absorción de sus filiales en España, excepto Novapesca Trading, previa reestructuración en procesos concursales y la posterior segregación de la totalidad del negocio a una nueva entidad, Nueva Pescanova SL. La sociedad tendrá la totalidad del pasivo post concursal y agrupará las participaciones en la nueva sociedad Pescanova España SL, sucesora de Pescanova que retendrá los activos actualmente asentados en España e incorporará actividades internacionales del grupo.

La deuda financiera: 812 millones


La actual Pescanova conservará como único activo, tras el concurso, una participación del 4,99% en la Nueva Pescanova. La deuda financiera tras la reestructuración será de 812,5 millones, excluyendo las filiales extranjeras. La hoja de ruta de Carceller pasa por tener todas estas previsiones cumplidas al finalizar el año.

Según la propuesta del convenio de acreedores, Carceller y la banca esperan cumplir el próposito de reestructurar toda Pescanova en tan sólo 26 pasos que podrían cumplirse este año. En principio, Novapesca Trading afrontará una ampliación de capital para compensar créditos de Pescanova y transmitir a la matriz las participaciones que posee en filiales españolas del grupo. Los trámites para la ampliación de capital en Nueva Pescanova comenzarán también de inmediato, en caso de la aprobación del convenio.

Junta general de accionistas

Los órganos de administración de Pescanova y sus filiales deben reunirse para acordar la fusión y el proyecto de segregación a favor de las sociedades limitadas Pescanova España y Nueva Pescanova. Las negociaciones deben cerrarse antes de acabar junio. Posteriormente se celebrará una junta general de accionistas para aprobar la reestructuración.

Una vez inscrito en el Registro Mercantil la escritura de segregación a través de Pescanova España y Nueva Pescanova se formalizará el crédito senior a favor de esta última.

Ampliación de capital

Según las estimaciones recogidas en la propia propuesta de convenio, el proceso de ampliación de capital que se activará en Nueva Pescanova durará unos tres meses. La ampliación se estructurará mediante “aportaciones dinerarias de Damm y Luxempart por valor de 12,5 millones, la compensación de créditos hasta 25 millones” y las inyecciones de actuales accionistas por otros 25 millones.

Cerrar el año con beneficios

Si se cumpliese el calendario, la Nueva Pescanova podría estar ya en funcionamiento a finales de año, aunque el plan de viabilidad para reflotar la compañía tenga una hoja de ruta que se prolonga hasta 2044. Eso sí, las expectativas pasan por la generación de beneficios de explotación positivos ya en este ejercicio.

A cierre de 2014 el ebitda (beneficio antes de impuestos y depreciaciones) será de 76 millones, con unas ventas consolidadas de 1.142 millones. El plan de viabilidad estima un crecimiento de los ingresos de un 3,5% cada ejercicio en los próximos 10 años. El ebitda aumentará progresivamente hasta llegar a los 306 millones en 2044.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad