El 'brexit' agujerea los beneficios de Ryanair

stop

Michael O'Leary reconoce que la aerolínea ha tenido que afrontar un recorte de tarifas superior al previsto

Michael O'Leary, director ejecutivo de Ryanair

en Barcelona, 01 de septiembre de 2016 (22:21 CET)

Buena noticia para los viajeros, mala para los accionistas. "Estamos rebajando las tarifas de una manera mucho más pronunciada que en el pasado por el impacto del brexit", reconoce Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair. Un recorte de precios que golpeará los objetivos financieros de la aerolínea irlandesa.

El directivo se ha mostrado cauteloso a la hora de realizar estimaciones en el ejercicio fiscal actual -hasta marzo de 2017-. La previsión inicial era de un incremento del beneficio del 13%, hasta los 1.380 millones, de la mano de 117 millones de pasajeros transportados.

El ajuste de previsiones llega de la mano de un descenso de precios mayor del presupuestado. Mientras el anuncio fue una rebaja del 6%, la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha comportado un 'tijeretazo' del 9%. "Si las tarifas caen más del 10% o el 12% en la segunda mitad del año, habrá que revisar la previsión", ha lamentado el irlandés.

El 'brexit' no sólo agujereará las cuentas de Ryanair también mermará la operativa en el archipiélago. Los planes de crecimiento menguarán desde el 15% previo al referéndum a un 6% y los pronósticos de tráfico se han deshinchado de los 50 millones a 44,5 millones. Menos pasajeros, menos aviones. Hasta 10 Boeing de la aerolínea han sido reubicados por Europa pese a estar asignados al Reino Unido. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad