El Black Friday y la campaña de Navidad saturan los centros logísticos de Inditex

stop

Las factorías, tanto de confección como las que se encargan de la distribución de las prendas, afrontan uno de sus mayores picos de trabajo del año con aumentos excepcionales de plantilla

Distintas instantáneas del proceso de selección y distribución de la ropa en el centro de Meco | ED

28 de noviembre de 2014 (20:55 CET)

El secreto de Inditex está en sus 'armarios'. Los gigantescos centros logísticos desde donde distribuye nuevas colecciones en tiempo récord a todas sus tiendas. Desde sus plantas en España abastece a todos los establecimientos que tiene repartidos por el globo en un tiempo récord: 48 horas, dos veces por semana. Sin embargo, ¿cómo afronta el gigante textil los picos de actividad del año?

Inditex cuenta con diez centros logísticos en España. En Galicia cuenta con Zara Logística, en Arteixo, especializado en la ropa de hombre de la principal enseña del grupo. El centro de Narón (A Coruña) trabaja Pull&Bear. También realizan tareas para la cadena estrella las factorías de León y la de Zaragoza (la llamada Plataforma Europa que distribuye ropa de mujer).

Diez centros logísticos


En Catalunya, el centro de Tordera se encarga de la distribución de Massimo Dutti, Oysho y Uterqüe; el de Palafolls trabaja con Bershka, y el de Sallent hace lo propio con Stradivarius. En Madrid, la textil de Amancio Ortega, cuenta con el centro de Meco, especializado en ropa de niño. Además, el pasado año echó a andar un nuevo armario en Guadalajara, centrado también en Pull&Bear.

A mayores de todas estas factorías, en Alicante, Inditex cuenta con Tempe, desde donde distribuye el calzado y otros complementos.

Nada se improvisa

¿Cómo afrontan todos estos centros logísticos, que suman más de 5.000 trabajadores, el trabajo de genera campañas como el Black Friday o la Navidad? “No es una cosa que se improvise, no sería posible”, explica Carmen Expósito, de CCOO. “Para el tema del Black Friday llevan meses preparándose, y por ejemplo, todos las semanas anteriores se van enviando a las tiendas más prendas de las colecciones que más salen, para tener suficiente stock y que no se creen atascos de última hora”, explica, a la vez que recuerda que también son jornadas con gran actividad de pedidos online.

Con todo, reconoce que la actividad en los centros logísticos, tanto en estas jornadas como en la campaña de Navidad es frenética. “Están a tope, pero lo cierto es que hay buena organización, porque sino no saldría adelante”, comenta, a la vez que explica que Inditex suele incrementar su plantilla con contrataciones temporales en los picos de mayor trabajo al año. “De todas formas, en cada centro es distinto. Por ejemplo, en Meco, al llevar la distribución de niño, se hace una ampliación de plantilla a finales de verano y en septiembre, porque el trabajo se dispara por la vuelta al cole”, comenta. Todo se mide al milímetro en Inditex.

Black Friday


La saturación de trabajo no sólo se produce en estas fechas en los centros logísticos, también en las fábricas que el grupo mantiene en España. En concreto 11 centros de confección, todos ubicados en Galicia.

A pesar de que nada en Inditex es casual, la compañía esperó hasta último momento para anunciar su participación en el día de descuentos denominado Black Friday que tuvo lugar este viernes. Se trata de la primera campaña de descuentos masivos a la que se apuntan todas las marcas del grupo gallego, al margen de las rebajas oficiales. Tradicionalmente, las enseñas de la textil no realizan promociones ni ofertas masivas fuera del calendario de rebajas.

La mayoría de las marcas ofrecieron, también a través del on line, descuentos de hasta el 20% en toda la colección.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad