El Banco Mundial sitúa a Galicia a la cola de España para emprender

stop

INFORME DOING BUSINESS ESPAÑA 2015

Vivero empresarial | EFE

en A Coruña, 30 de septiembre de 2015 (00:33 CET)

Galicia ha sido considerada por el Banco Mundial como la peor comunidad de España para emprender. Así se desprende al menos del informe Doing Business, que elabora períodicamente el organismo internacional y que analiza el modo en que las regulaciones fomentan o restringen la actividad empresarial en los distintos países

Este año, a petición del Ministerio de Economía y Competitividad, el informe se ha detenido por primera vez en la situación dentro de España, tomando como referencia las principales localidades de las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas. En el caso de Galicia, Vigo fue la elegida para estudiar los aspectos que afectan a las diferentes etapas de vida de una empresa: apertura de una empresa, obtención de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades y comercio transfronterizo.

En el vagón de cola

Los datos de Galicia son preocupantes. Es, junto con Murcia, la única comunidad en la que todas las áreas están por debajo de la media nacional en resultados. En el cómputo global ocupa la última posición, ya que es la que cierra la lista en aspectos como el registro de propiedades o la obtención de permisos de construcción. En este último apartado, Galicia tiene además el dudoso honor de formar parte del 25% de países a nivel mundial con peor valoración en este capítulo.

Cumplir con los trámites necesarios para construir un almacén y conectarlo a la red de agua y saneamiento requiere de media en España 12,6 trámites, 172,4 días y el 5,0% del valor del almacén, un coste dos veces superior a la media europea. En Vigo, los trámites ascienden a 17, el tiempo de espera a 297,5 días y el coste al 4,8% del valor del almacén.

En lo que se refiere al registro de propiedades, la mala nota tiene que ver con el tipo impositivo del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, del 10% en Galicia, frente a otras regiones como Ceuta y Melilla donde es del 3%. El propio Banco Mundial suguiere "evaluar la posibilidad" de reducir este impuesto, ya que el tipo medio en España es de los más elevados de las economías de altos ingresos de la OCDE.

Buenas prácticas

El informe Doing Business España 2015 no se limita a 'hacer sangre' de Galicia en su evaluación. También reconoce su esfuerzo en el desarrollo de programas como el de poner a prueba la expansión del uso de declaraciones responsables o comunicaciones previas en sustitución de licencias, homogeneizando su tramitación.

Como resultado de una prueba piloto en esta materia iniciada en Vigo en el año 2011, se aprovó la Ley del emprendimiento y de la competitividad económica de Galicia, que liberalizó la mayor parte de las actividades económicas en la comunidad y que puede ser aplicada directamente en la mayor parte de las ciudades sin necesidad de un desarrollo normativo adicional. "Otras comunidades podrían seguir el ejemplo de Galicia", señala el documento.

España también 'pincha'

En cualquier caso, el informe reconoce que el coste medio en todas estas áreas en España es superior a la media de las economías de altos ingresos de la OCDE; es más del doble de la media de la Unión Europea para la obtención de permisos de construcción, y la supera en 3 cuartos en los capítulos de electricidad y registro de propiedades.

Pero el coste no es el único aspecto a mejorar. Abrir una empresa en España, por ejemplo, lleva el doble de trámites y tiempo que la media de los países de altos ingresos de la OCDE. La duplicidad de competencias entre las distintas administraciones públicas, junto con la multiplicidad de regulaciones y la dificultad en su interpretación, son solo algunos de los obstáculos que encuentran los pequeños y medianos empresarios para emprender.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad