Abel Caballero, alcalde de Vigo; Javier Losada, delegado del Gobierno; y José Luis Ábalos durante la visita del ministro de Fomento a la ciudad olívica | EFE

El AVE dispara las reclamaciones contra Adif a 656 millones

Las reclamaciones de las constructoras por sobrecostes se cuadruplican coincidiendo con el despliegue del AVE a Galicia y alcanzan los 656,8 millones

El Ministerio de Fomento se juega una auténtica millonada en litigios con las constructoras que se han encargado del despliegue de la alta velocidad en España. Las cuantías reclamadas se han disparado desde 2015, coincidiendo con el despliegue del AVE a Galicia, la conexión con Extremadura o el arranque de la Y vasca, entre otras actuaciones. Los números de Adif Alta Velocidad, la entidad pública encargada de la gestión y construcción de las líneas de alta velocidad, muestran que los litigios pendientes con las grandes constructoras ascienden a 656,8 millones.

Esta es la provisión que ha dotado Adif para hacer frente a las reclamaciones, que, según explica, tienen su origen en “diferencias en mediciones y en la determinación de las revisiones de precios, así como por posibles sobrecostes provocados por paralizaciones y ampliaciones del plazo de ejecución de las obras”. Este importe concentra prácticamente la totalidad de las provisiones por litigios de Adif, ya que los procesos derivados de expropiaciones de terrenos, la otra fuente de conflicto habitual del gestor de infraestructuras, no superan los 25 millones.

Las reclamaciones contra Adif están disparadas

Mientras esta última se ha reducido respecto a años anteriores, los pulsos con las constructoras están disparados desde 2015. Entonces, las provisiones de Adif para las reclamaciones de las empresas ascendían 149,6 millones. Es decir, se han multiplicado por más de cuatro desde entonces. En 2018 se elevaron en 152 millones, respecto al cierre del ejercicio anterior.

Las grandes inversiones en ejecución están capitaneadas por el AVE a Galicia, que debería concluirse a finales de este mismo año. En la conexión Olmedo-Lubián-Ourense, Fomento ejecutó 487,6 millones el año pasado, siendo, con diferencia, la actuación más importante. Le siguen en la lista los 139 millones de la línea de alta velocidad entre Madrid y Extremadura, mientras que en el resto de enlaces las inversiones no alcanzaron en ningún caso los 100 millones, a pesar de que, por ejemplo, la Y vasca tenía presupuestados casi 300 millones.

Las constructoras, en el punto de mira de Adif

Estos litigios coinciden en el tiempo con la multa de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a algunas de las principales contratistas del AVE por amañar concursos de Adif. El gestor de infraestructuras, con tantas reclamaciones abiertas, ya advirtió que reclamará indemnizaciones a las constructoras que se repartieron los contratos de electrificación de vías. Entre ellas están Indra, Isolux, Siemens, OHL, Sacyr, Comsa, Alstom o ACS.

No es el único caso en el que Adif ha enseñado los dientes. También actúa como reclamante en la causa por desvío de fondos del AVE a Murcia, un proceso en el que está envuelta la constructora gallega San José junto a otras clásicas de la alta velocidad, como Dragados, Sacyr o Acciona. Adif reclama 35 millones, la cuantía en la que presuntamente desfalcada mediante la alteración de precios en la reposición de infraestructuras hidráulicas afectadas por el trazado.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad