El ascenso del Deportivo: un peaje necesario para cumplir el convenio de acreedores

stop

El club acaricia la Primera División con lo que tendrá que acabar de pagar la deuda en 2023 al afrontar dos cuotas al año por los mayores ingresos que percibirá

Tino Fernández y la plantilla del Deportivo | EFE

18 de mayo de 2014 (23:10 CET)

El Deportivo perdió este domingo una oportunidad de oro para encarrilar el ascenso a la Primera División al no conseguir ganarle al Eibar. No obstante, tras la derrota de Las Palmas, el equipo sigue muy bien posicionado para poder ascender de categoría a final de temporada. La promoción no es simplemente algo que desean jugadores y aficionados, es un paso casi indispensable para que el club pueda superar satisfactoriamente y sobre todo, sin contratiempos, el convenio de acreedores marcado y que le ha permitido abandonar el concurso en el que estaba inmerso desde el pasado año.

La deuda concursal del club asciende a 160,4 millones de euros, de los que 99 tienen categoría de privilegiada, 30,2 de ordinaria y 31 de subordinada. El convenio establece la aplicación de una quita del 33% y la deuda restante se reembolsará en un período de 17 años con dos de carencia. Según la hoja de ruta marcada por el presidente del club, el empresario coruñés Tino Fernández, se irá abonando anualmente el 24% sobre el 20% de los ingresos del club. Sin embargo, el cumplimiento del convenio varía mucho en función del ascenso de club o su permanencia en Segunda División. Los plazos para el vencimiento de la deuda apenas varían, pero los ingresos del club, principalmente en cuando a derechos de televisión, sí que lo harán y mucho dependiendo de en qué categoría juegue.

Acuerdo con Hacienda

El acuerdo alcanzado entre Hacienda y del Deportivo estipula que la deuda privilegiada de 42 millones pendientes de cobro (hay 20 millones que ya han sido embargados y sobre los que tienen derecho de prenda el Sabadell y Novagalicia) se pagará a un tipo de interés medio del 2% y en dos plazos cada temporada a partir de enero del año que viene. Estando el Deportivo en Primera División los pagos culminarán en enero de 2023. Tendrá que hacer frente a dos cuotas al año debido a la mayor liquidez que le supone estar en la liga BBVA y por los ingresos derivados de los contratos televisivos.

Si se queda en Segunda División tres temporadas o más, el plazo para el vencimiento de la deuda expirará el 20 de julio de 2024 y en esta categoría sólo tendrá una cuota anual. Fernández, el también presidente de Altia, manifestó cuando presentó el acuerdo bilateral con Hacienda la dificultad que entrañaría para la sociedad cumplir con el convenio de acreedores en caso de pasar demasiados cursos en Segunda División y fijó como límite las tres temporadas que figuran en el convenio.

Ingresos extraordinarios


El acuerdo entre el Deportivo y la AEAT entiende que si el club asciende tendrá unos ingresos extraordinarios sobre los que Hacienda podrá conseguir un porcentaje con el que la deuda se irá reduciendo. Esto atiende tanto al traspaso de los jugadores como a la posibilidad de ingresos por participar en competiciones UEFA o FIFA, la cesión de jugadores con sus selecciones nacionales o el crecimiento de los derechos de televisión, que se estiman en unos 23 millones.

Precisamente Hacienda tiene como garantías de pago de la deuda los ingresos por televisión, el traspaso de jugadores, la participación en competiciones europeas y los propios inmuebles del club.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad