El alza en los costes de producción reduce los beneficios de Coren a la mitad

stop

El grupo agroalimentario fundado por la familia Gómez Franqueira mantiene los números positivos pese a la subida del 42% en el precio de las materias primas

Planta de Coren

07 de diciembre de 2013 (00:24 CET)

Coren mantiene el tipo en el convulso contexto de la industria agroalimentaria, agitada por el incremento en los precios de los cereales. Manuel Gómez Franqueira, el consejero delegado de la agrupación de cooperativas ourensana, cifró en un 42% el aumento en el precio de las materias primas cuando dibujó las líneas maestras para el porvenir del grupo ante la asamblea de cooperativistas el pasado mayo. Los informes venían corroborando su preocupación. El Banco Mundial, en un informe de 2012, expresaba su inquietud por el aumento en los precios del trigo (del 50%) y del maíz (del 45%) de un año para otro, lo que equivale a un coste elevado en la materia prima de los piensos que necesita Coren.

En este escenario, al que hay que sumar la crisis económica y la contracción del consumo, Coren se ha movido con solvencia. La exportación, una de las líneas estratégicas defendidas desde hace tiempo por Gómez Franqueira para esquivar la recesión económica en el Estado, ha permitido mantener a buen nivel la facturación de la compañía. Cooperativas Ourensanas, la sociedad dominante del conjunto de cooperativas del que dependen 6.000 familias, logró una cifra de negocio de 550 millones en el ejercicio cerrado en 2012, frente a los 578 del año anterior. El ligero descenso conllevó un mayor trastorno en el margen de beneficios, que pasó de 4,6 millones a 2,3.

Endeudamiento asumible

La inestabilidad en los precios de las materias primas tiene dos inconvenientes. Por un lado, la necesidad de ajustar precios y margen de beneficios sin que repercuta en la cifra de ventas, un trance que el grupo ourensano superó, elevando ligeramente las ventas de 336 millones en 2011 a 344.

Por otro, el riesgo de un elevado endeudamiento financiero que la empresa mantiene bajo control. Se situó en 2012 en los 137 millones de euros, cantidad que Gómez Franqueira consideró asumible para el volumen de negocio que maneja Coren.

Problemas con Hacienda

La empresa tiene, sin embargo, algunos procesos abiertos que podrían alterar balances futuros. Mantiene un pleito con la Agencia Tributaria por una reclamación de algo más de tres millones de euros derivada de una supuesta infracción en el Impuesto de Sociedades de la compañía correspondiente al ejercicio 2002.

Las inspecciones fiscales realizadas por los técnicos en 2008 concluyeron que Coren había cometido tres infracciones en el pago del Impuesto de Sociedades y del Impuesto de Valor Añadido por un valor total de 3,7 millones, a los que añadió una sanción de 1,4 millones derivada de dichas irregularidades tributarias.

Coren asumió dos de los errores, los más pequeños (240.000 euros), pero niega irregularidad alguna en el más cuantioso, que asciende a 3,7 millones. Según reconoce en sus cuentas, la sociedad cooperativa recurrió ante la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional. A cierre del ejercicio 2012, el proceso continuaba abierto.

Alivio en el mercado exterior


Coren tiene una estructura singular. Cooperativas Ourensanas, Sociedad Cooperativa Galega es una entidad cooperativa de la que cuelgan sociedades avícolas, de porcino y de vacuno (carne y leche) en las que se integran cerca de 6.000 cooperativistas que volvieron a cerrar el año con un retorno positivo.

En las claves que dibuja la empresa para salvar la contracción del mercado interior está la salida a mercados internacionales. Según refleja en sus cuentas, el 90,9% de la cifra de negocio sigue estando en el Estado, pero las ventas en el exterior van en aumento. Pasaron de representar un 7,96% en 2011 a un 9,05% al año siguiente.

Asia y África

La dirección de Coren está realizando el proceso de manera paulatina, asegurando los pasos. Comenzó su aventura en Portugal, con centros en Oporto y Lisboa, y está consolidándose en el mercado británico y el asiático. Desde mayo, cuenta también con un centro de distribución en Luanda destinado a abastecer el mercado de Angola. Coren exporta al país africano productos cárnicos, que parten desde el puerto de Vigo hacia un almacén situado en la capital angoleña.

La expansión es progresiva, detectando nichos de mercado, como el que propició el aterrizaje del cerdo criado con castañas en Japón, un producto comercializado dentro la línea de alta calidad –Selecta-- del grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad