El alza de los precios de la celulosa refuerza el interés de Ence por mantenerse en Pontevedra

stop

Los problemas en la turbina de la factoría de Lourizán provocan un descenso de la producción de energía

Imagen de la factoría de Ence / EFE

30 de octubre de 2013 (23:48 CET)

Los resultados de Ence correspondientes a los nueve primeros meses del año arrojan una deducción clara. A pesar de la crisis, la celulosa vive un momento dorado. Los precios se incrementan y también la producción, algo que podría redoblar el interés que el grupo tiene en permanecer en el enclave de Lourizán.

De hecho, una vez más, la empresa resalta en su comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la aprobación este año de la nueva Ley de Costas es uno de los hechos destacables del ejercicio que le permitirá, en su opinión, mantenerse en Pontevedra, hasta un máximo de 75 años más. Como en otras ocasiones, Ence minimiza el poder de decisión de la Xunta, argumentado que el informe medioambiental que deben realizar las comunidades autónomas para la concesión de una prórroga por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, “no será vinculante para el Estado”.

A pesar de los resultados positivos que ha conseguido la multinacional, no todo es luz, por lo menos no en la planta de Pontevedra, donde los problemas con la turbina registrados este septiembre han derivado en un descenso de la producción de energía.

Beneficio de 38 millones de euros

En datos globales, Ence registró un beneficio neto de 38 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que representa un aumento del 31% con respecto al mismo período de 2012. La compañía pastera lo tiene claro: la subida del precio de la celulosa ha sido fundamental, además de la aportación de la nueva planta de generación de biomasa que tiene en Huelva.

El grupo redujo su deuda financiera en un 35% desde el tercer trimestre del año pasado, hasta quedar situada en 99 millones de euros. El Ebitda (beneficio antes de impuestos) creció un 9%, hasta los 140 millones de euros. De nuevo, según la propia empresa, gracias al aumento en “producción y venta de celulosa”.

Lourizán aumenta la producción de celulosa

En estos nueve primeros meses del año, la planta de Ence en Lourizán produjo 313.770 toneladas de celulosa, un 4% más que en el mismo período del año pasado. Tan sólo fue superada en producción por Navia, que generó 357.466 toneladas. Eso si, la factoría gallega produjo en el tercer trimestre del año un 9% menos que en el segundo.

En el conjunto de la compañía, la producción de celulosa creció un 2%, las ventas un 4%, y los precios un 7% por encima de los valores alcanzados el año pasado.

Producción energética

A pesar de todo, Pontevedra ha pinchado en la generación de energía. La producción descendió en la factoría de Lourizán un 7% con respecto al mismo período del año anterior y un 20% con respecto al segundo trimestre del año. Según la empresa, “las ventas de energía ligada a la capacidad de las plantas de celulosa ascendió a 141 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 5% menos que en 2012”.

“El impacto de los menores volúmenes por problemas en la turbina de Pontevedra, en el mes de septiembre, se vio ampliado por la pérdida del cobro de los complementos por eficiencia y reactiva desde mediados de julio, lo que redujo su precio de venta en un 4% interanual”, explica el grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad