El acuerdo entre Xunta y Pemex supondrá 2.500 empleos para el naval

stop

Feijóo y el presidente de la petrolera hablan de una inversión de más de 250 millones de euros y 2,6 millones de horas de trabajo para hacer los 14 remolcadores comprometidos

Feijóo y el exdirector general de Pemex en la firma del acuerdo con Galicia

24 de mayo de 2012 (22:59 CET)

El acuerdo firmado entre la Xunta y la mexicana Pemex para la construcción de 14 remolcadores supondrá una inversión de más de 250 millones de euros, 2,6 millones de horas de carga de trabajo y 2.500 empleos directos e indirectos en el sector de la construcción naval gallega.

Así lo afirmó el jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, tras firmar el pacto con el director general de Pemex, Juan José Suárez Copell, quien destacó que los astilleros gallegos son “más que renocidos a nivel internacional por la calidad de su trabajo”.

Astilleros públicos y privados

Feijóo ha considerado que esta “alianza estratégica es una de las mejores noticias en el ámbito de la economía y el empleo de los últimos tiempos” y supone “dar esperanza” para los astilleros privados “y en su caso, el astillero público”.

“Ahora está en manos de los astilleros el responder en calidad y precio a las exigencias de una gran empresa que puede ser una aliada estratégica para Galicia”.

Después de un mes de dudas, el “principio de contrato” que el presidente gallego trajo de una visita a México junto a Rajoy por fin se ha materializado.

14 remolcadores entre Galicia y México

Pémex (Petroleros Mexicanos) alcanzó un acuerdo con el Gobierno gallego para construir 14 remolcadores. Siete de ellos serán construidos en astilleros gallegos y otros siete en colaboración con los astilleros mexicanos.

La Xunta explicó que la construcción de los barcos en Galicia se llevará a cabo en los astilleros de la ría de Vigo, aunque Feijóo aseguró que el contrato marco incluirá también a los astilleros públicos gallegos, que se encuentran en una situación de crisis como no se recuerda.

Los astilleros de Ferrolterra sólo pueden hacer buque militares, pero la posibilidad para ellos estaría en que fuese el Gobierno mexicano el que hiciese parte del encargo a través de la Armada.

Base logística en Punta Langosteira

La tarta de Pemex no acaba ahí. La petrolera ha asegurado que estudiará la posibilidad de instalar una base logística para Europa en el Puerto Exterior coruñés, un hecho que ya ha despertado gran expectación en la ciudad herculina y, sobre todo, en la Autoridad Portuaria. Feijóo ha destacado que de, finalmente establecerse Pemex en Punta Langosteira, sería todo un “dinamizador económico”.

El presidente gallego comentó que aunque la principal garantía de acuerdo es el alto nivel de los astilleros, detrás de esta operación hay una “implicación política”, tanto de la Xunta, como de los Gobiernos mexicano y español, que incluyeron este asunto en la agenda bilateral y por ello, “se ha cerrado sólo unas semanas después del encuentro entre Mariano Rajoy y Felipe Calderón”.

“No es la primera vez que Galicia encuentra esperanza en tierras mexicanas”, destacó Feijóo en alusión a los emigrantes gallegos en ese país.

Semana clave

La semana que acaba ha sido crucial en cuento al futuro del naval gallego, que parece que podrá coger aire finalmente. Además del acuerdo de Pemex, el Gobierno central ha remitido a Bruselas una propuesta para desbloquear el tax lease, el sistema de bonificaciones que fue retirado por la UE al naval español y que lo dejaba sin posibilidad de competir con los astilleros de otros países.

Los astilleros sostienen que este desbloqueo hará que de inmediato puedan volver a ser competitivos y que los contratos vuelvan a llegar.

Uno de los escenarios para esa firma de contratos ha sido Navalia, la feria del sector naval más importante de España y del Sur de Europa que se ha celebrado esta semana en Vigo y que según sus organizadores ha movido una cifra de negocio de entre 5.000 y 6.000 millones. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad