Rosa García y Clemente González Soler a su llegada a Alibérico

El accidente que truncó la carrera de Rosa García en Alibérico

La expresidenta de Siemens España deja su cargo como consejera delegada de Alibérico, "sensiblemente afectada" por el grave accidente sufrido este verano

Rosa García pone punto y final a su etapa como consejera delegada en Alibérico, el gigante del aluminio que capitanea el gallego Clemente González Soler. La expresidenta de Microsoft Ibérica y Siemens España ha pactado su salida del grupo como consecuencia del grave accidente que sufrió el pasado mes de julio y que le provocó la fractura de ambas muñecas.

La hasta ahora CEO de Alibérico alude a “motivos personales” en su carta de despedida, en la que asegura sentirse “sensiblemente afectada” por este accidente que le ha obligado a someterse a diferentes intervenciones quirúrgicas.

Según ha explicado García, estas circunstancias se han convertido, en este momento, en una dificultad para cubrir las exigencias y necesidades que el grupo requiere.

De CEO a asesora

Pese a dejar su cargo como consejera delegada, Rosa García seguirá vinculada a Alibérico. Lo hará en calidad de asesora para asuntos estratégicos. Y es que la expresidenta de Siemens España tenía encargada la tarea de elaborar el plan estratégico de la compañía, con el crecimiento de la firma, la digitalización y la inversión en I+D como líneas maestras.

Se trata de un nuevo rumbo en la carrera de Rosa García, que se ha visto obligada a poner fin a su cargo como CEO del fabricante de productos semitransformados de aluminio apenas cuatro meses después de que el 22 de abril accediese a él.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad