Egasa negocia a tres bandas la sede de su nuevo casino en Vigo

stop

El gigante gallego del juego confirma los contactos con el Club Financiero, pero asegura que todavía no hay nada en firme

José González Fuentes, presidente de Egasa

en A Coruña, 27 de noviembre de 2015 (04:25 CET)

Tres negociaciones y tres ubicaciones. Eso es lo que tiene sobre la mesa en este momento José González Fuentes, presidente del gigante del juego Egasa, decidido desde hace tiempo a abrir un nuevo casino en un núcleo urbano gallego. Será Vigo el emplazamiento, lo que conllevará la presencia de una gran sala de juego en los das mayores ciudades gallegas. En A Coruña, Comar gestiona el Casino Atlántico.

Egasa y Cirsa están a la espera de la reforma de la Ley del Juego en la comunidad para que los socios del casino de A Toxa puedan estrenar nuevo emplazamiento en la ciudad olívica. Tendrán que esperar un poco más, pues la reforma está en tramitación y todavía no se conoce el reglamento de las salas auxiliares, pero Egasa ya está negociando con tres propietarios su nueva ubicación.

El Club Financiero y dos más

Así lo confirmó a este medio José González, que también reconoció contactos con el Club Financiero, la sociedad anónima que está detrás del Círculo de Empresarios y que tiene su sede en las torres de García Barbón. Egasa abrió las negociaciones para hacerse con un edificio amplio y céntrico, además de bien comunicado, como avanzó Atlántico Diario. "Pero no hay nada en firme. Hay tres ubicaciones posibles en Vigo y su entorno y estamos negociando en todas. Es mejor no alimentar especulaciones, cuando esté cerrado seremos los primeros en decirlo", explica el presidente del gigante del juego.

El presidente de Club Financiero de Vigo es José Manuel Fernández Alvariño, ex presidente de la patronal gallega, y cuenta en su consejo con José García Costas, presidente de Barreras. La sociedad tiene tensiones de tesorería y recientemente acometió una operación acordeón para tapar un agujero patrimonial de 2,4 millones de euros. La propietaria de las instalaciones, a su vez, reclama impagos del Círculo Financiero por el alquiler que superan los 200.000 euros. Entre las opciones barajadas por Egasa también estuvo el Hotel Samil, actualmente sin actividad.

Crecer para tener margen

A la compañía gallega le tarda la nueva apertura. Sin hacer ruido, reclamaba desde hace tiempo la adaptación normativa, "sobre todo porque en otras comunidades ya se estaba haciendo, pero nunca es tarde si es para bien", matiza González.

La empresa ha acometido en los últimos tiempos fuertes inversiones. Además del proyecto que desarrolla en Chile, un macro complejo en el que invertirá al menos 55 millones, se hizo con cuatro casinos en España tras pagar al grupo vasco Nevión 30 millones.

Egasa entiende que no le queda más opción que ganar volumen debido a la transformación del mercado, pues el negocio de las apuestas online ha estrechado márgenes y ha aumentado la competencia en el sector, al romper con las barreras geográficas de la apuesta presencial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad