José González Fuentes, presidente de Grupo Luckia / Luckia

Egasa cierra la puerta a los fondos pero estudiaría una fusión

stop

El presidente de Luckia, José González, asegura que ha rechazado ofertas de fondos de inversión pero no descarta, “algún día”, una integración

en A Coruña, 01 de junio de 2018 (05:00 CET)

“No lo estoy pidiendo, de momento nos defendemos solos”. Así matizaba José González, el presidente de Grupo Luckia, su posición sobre los movimientos corporativos que está experimentando el sector y su disposición a considerar una posible fusión de Egasa con otro operador en una extensa entrevista concedida al portal Infoplay

“Cada uno tiene que buscar su nicho de mercado. A mí no me asusta esto, aunque una debilidad de Luckia sea el poco tamaño que tenemos. Esto lo digo abiertamente, y si un día hubiera alguna integración con alguna empresa que hubiera sinergias de estrategia, creo que sería bienvenido para nosotros. No lo estoy pidiendo, de momento nos defendemos solos, pero efectivamente nos falta un poquito de tamaño”, explicaba el empresario gallego al portal especializado.

Una gran operación en Francia que no salió

Luckia está más por comprar que por vender. Se ha sometido a una dieta de engorde desde que en 2014 adquirió cuatro casinos españoles del grupo Nervión por unos 30 millones. Aquella operación marcó el inicio de un importante ciclo inversor para el grupo, que mutó de nombre e impulsó el desarrollo urbanístico de Arica, en Chile, donde abrió su nuevo casino y el hotel de cinco estrellas Antay. También sondeó una veintena de casinos de la francesa JOA, el tercer operador del sector en Francia, según reconoció González.

“Los vimos hace año y medio, lo intentamos pero finalmente vimos que no estaba en línea con nuestra estrategia. En ese momento estuvimos planteándonos meter a un socio con participación en Luckia para ganar tamaño. Finalmente vimos que esa operación no nos aportaba”, razonó el presidente de Luckia sobre una operación que acabó cerrando Blackstone, el fondo norteamericano que acaba de comprar al socio de Luckia en el casino de A Toxa, Cirsa. “No quiero crecer por crecer, quiero crecer en línea con la estrategia de la compañía”, zanjó.

Luckia quiere comprar, no vender

González también reconoció a Infoplay que han recibido ofertas de fondos de inversión para entrar en la empresa. “De momento no vamos a hacer ningún acuerdo con ningún fondo, ningún tipo de socio, salvo que mañana apareciera una compañía que estuviera unida con nuestra estrategia”, explicó.

En la empresa sentaron muy mal los rumores que la situaron en el punto de mira de Blackstone, poco después de que se produjera la venta de Cirsa. El propio presidente se apresuró a desmentir cualquier operación y a expresar el compromiso de la familia en la gestión y desarrollo de Luckia, que cerró su último ejercicio con un volumen de negocio de 506 millones.

El problema del sector

A juicio de González, el principal problema que afronta el sector, que ha sufrido una rápida transformación por la irrupción del negocio digital, es “la gran sensibilidad de la sociedad en contra del juego”. “Creo que es totalmente injusto”, apuntó.

Al respecto, señaló que es la empresa privada la que sufre esta mala fama, a diferencia del “juego público”, como la lotería, que acapara el 90% del gasto en publicidad del sector.

 

Hemeroteca

Egasa (Luckia)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad