Egasa bate su récord histórico de ingresos y se rebautiza como 'Luckia'

stop

Tras varios ejercicios de caída, el gigante gallego del juego inicia nueva etapa con la reactivación de las inversiones, un incremento del 23% en la cifra de negocio y una mejora del 63% en el ebitda

José González Fuentes, presidente de Egasa

en A Coruña, 17 de marzo de 2016 (02:37 CET)

Nace Luckia y viene con un pan bajo el brazo. El gigante gallego del juego, Egasa, ha decidido abrir una nueva etapa bajo la enseña que lanzó para introducirse en el mercado de apuestas online, esa nueva área que provocó un cambio de paradigma en el sector y que, sumada a la crisis económica, dio más de un disgusto a la compañía que preside José González Fuentes.

A partir de marzo, Egasa XXI SA, holding sobre la que pivota el negocio, adoptará la denominación Luckia Gaming Group, primer paso hacia la unificación de todos las líneas de actividad y productos bajo la marca Luckia en todos los países en los que opera Egasa.

Decisión estratégica

La dirección toma esta decisión, según transmitieron fuentes de la compañía, por la buena acogida que está mostrando la enseña, ya operativa en el mercado online o en los salones Luckia Sport Café.

Pero también como una manera de unificar y ahorrar costes en publicidad, al homogeneizar todas las áreas de negocio en la misma marca.

La matriz del grupo, Corporación Empresarial Egasa, también cambiará su denominación, pasando a llamarse Egasa Investment Corporation.

Cifra de negocio histórica

Los símbolos de la nueva etapa en Egasa no se quedan en el nivel corporativo, ya que las cifras del grupo también parecen cobrar un renovado impulso. La compañía cerró el último ejercicio con unos ingresos de 234 millones, un 23% más, y un ebitda que se disparó un 62%, hasta los 35 millones (son cifras todavía provisionales).

Es decir, los beneficios antes de impuestos, tasas, amortizaciones y depreciaciones alcanzaron los 35 millones. No es el resultado final del ejercicio, pero muestra una rentabilidad del negocio que no alcanzaba Egasa desde el año 2010.

Si antes de la crisis económica había estado siempre por encima de los 30 millones, en los últimos tres años el ebitda del grupo se deplomó, con 29,1 millones en 2012, 16,7 millones en 2013, y 21,3 millones en 2014.

La cifra de negocio es también la más alta que se recuerda, sólo equiparable a los 200 millones facturados en 2010. A partir de entonces, el grupo se movió entre los 180 y los 190 millones ejercicio tras ejercicio. Sólo aquel año, 2010, había logrado romper Egasa la barrera de los 200 millones.



¿Portazo a la crisis?

La comparativa de las cifras da una idea de las dificultades que atravesó Egasa durante algo más de un lustro, equiparables a las del resto de operadores del sector, incluído Comar, el otro gigante gallego del juego que pilota José Collazo.

Los ingresos se elevaron en parte por la compra por 30 millones de cuatro casinos al grupo Nervión que, según fuentes de Egasa, han funcionado muy bien, al igual que el de A Toxa.

El negocio latinoamericano, que ha ejercido como tabla de salvación ante el declive general de los casinos españoles en los últimos años, continúa en crecimiento. El único dato público hasta el momento es el de Antay, el complejo chileno que orbita en torno al casino de Copiapó y que cerró los nueve primeros meses del año con beneficios de más de dos millones de pesos antes de impuestos.

Se retoman las inversiones

Si la compra de las casas de juego del grupo vasco Nervión habían respondido a la necesidad de Egasa de incrementar su cifra de negocio ante un estrechamiento de los márgenes, las inversiones emprendidas en los últimos tiempos dan pie a un mayor optimismo para el futuro.

La compañía prevé invertir en torno a 50 millones este año para el avance de las obras en sus nuevos casinos de Panamá y Chile (en Arica), cuyas obras marchan "según el plazo previsto", según la compañía. Otra parte de esa partida servirá para renovar los casinos españoles que adquirió a Nervión, concretamente, los de Bilbao, San Sebastián y Mallorca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad