Trabajadores en una línea de procesado de la fábrica que Jealsa tiene en el municipio coruñés de Boiro

Efecto Mercadona: sus proveedores gallegos dan un salto de 50 millones

Jealsa, Profand, Mascato y Congalsa, los cuatro mayores proveedores gallegos de Mercadona, rozan los 1.200 millones de ingresos totales tras crecer un 4%

Mercadona volvió a batir records en un 2019 en el que facturó 25.500 millones de euros, superó por primera vez la barrera de los 600 millones de euros de beneficio y aceleró una expansión con la que busca extender su reinado por España y recortar distancias en mercados que se le resisten, como es el gallego, dominado por Gadisa y Vegalsa-Eroski.

Este crecimiento de la cadena de supermercados capitaneada por Juan Roig (que realizará tres nuevas aperturas en Galicia en este 2020) ha venido acompañado, como no podía ser de otra manera, de un repunte de compras a una red de proveedores en la que sobresalen varias firmas gallegas vinculadas al sector pesquero.

Cuatro imperios con raíces en el mar

Se trata de Jealsa, Profand, Mascato y Congalsa, cuya facturación conjunta rozó los 1.200 millones de euros el año pasado (1.194,5 millones de euros) tras crecer un 4,35% respecto a los 1.144,7 millones de euros registrados en 2018. El avance ha ido en línea con el repunte en ventas del 5% registrado por Mercadona, aunque se queda ligeramente por debajo del 5,31% que se anotaron el año anterior estas cuatro compañías entre las que Jealsa-Rianxeira brilla con luz propia.

La conservera fundada por Ramiro Carregal elevó su facturación de 641,3 a 667 millones de euros en 2019. La compañía, que duplicó beneficios hasta llevarlos a los 7,7 millones ed euros, redujo ligeramente su dependencia de Mercadona, al obtener el 52% de sus ventas a través de la cadena de supermercados, frente al 54% registrado en 2018. 

Con las ventas a Mercadona en plano, Jealsa se ha apoyado en el mercado exterior para dar un nuevo empujón a su cuenta de resultados. Y es que la firma alcanzó unas ventas por valor de 69,8 millones de euros en el mercado latinoamericano, en el que cuenta con tres plantas (en Brasil, Chile y Guatemala, que se suman a las que tiene en A Pobra do Caramiñal y Boiro). Precisamente para seguir con esta expansión que también lleva al mercado italiano, en donde opera con su marca Marea Aperto, la conservera gallega ha invertido 15,5 millones de euros en su planta brasileña de Ceará, que será ampliada para hacer frente al repunte de ventas. 

Oleada de compras de Profand

El segundo gran proveedor gallego de Mercadona que más factura es también el que más ha pisado el acelerador en 2019. Se trata de Profand, pricnipal surtidor de cefalópodos para la cadena valenciana. La pesquera con sede en Vigo disparó su cifra de negocio desde los 209,3 hasta los 238,2 millones de euros en un año en el que su relación con la cadena presidida por Juan Roig se movió en dos direcciones. Y es que las compras de Mercadona pasaron de suponer el 67% de los ingresos de la compañía a un 57%, pero, por otro lado, sus vínculos con la cadena de supermercados se intensificaron por la vía de la compra de Caladero

La firma capitaneada por Enrique García Chillón desembolsó 87,5 millones de euros para hacerse con Caladero, compañía líder en España en producción y distribución de pescado envasado en atmósfera protectora y que tiene como principal cliente y accionista a Mercadona, que acudió a su rescate en 2010.

Pero la compra de Caladero no fue la única que Profand llevó a cabo en un 2019 de récord. La pesquera viguesa desembolsó 57,5 millones de euros para adquirir cinco empresas en Estados Unidos y continuar así su expansión al otro lado del Atlántico. A través de su filial YoPlant, compró Seafreeze (que se define como el “mayor proveedor y trader de pescado y marisco congelado de la costa este de Estados Unidos) por un total de 36,2 millones de euros. En paralelo, Profand destinó otros 8,6 millones de euros para la compra de la planta procesadora Shoreside, así como otros 12,7 millones para hacerse con Huntres, Relentless y Titan Inc, que cuenta con un buque bajo su propiedad cada una.

Mascato sigue siendo la más rentable

También tiene su sede en Vigo otro de los principales proveedores de productos del mar para Mercadona. Se trata de Mascato, que abastece de merluza congelada a los supermercados de la cadena. Es el único de los cuatro grandes proveedores gallegos de Mercadona que pisó el freno en 2019.

En concreto, su facturación disminuyó de 219,6 a 206,6 millones de euros, algo que, no obstante, no ha impedido que siga siendo más rentable que Jealsa o Profand. Y es que su beneficio neto se situó en 9,2 millones de euros (frente a los 11,8 millones registrados en 2018), una cifra que no es superada por ningún otro gran proveedor gallego de Mercadona. 

Congalsa, rumbo a los 100 millones en ventas

También vinculado al sector del mar se encuentra el cuarto gran proveedor gallego de Mercadona: Congalsa, fabricante de precocinados y congelados a base de pescado y marisco. La firma con sede en A Pobra do Caramiñal pulverizó los 80 millones de euros de facturación el año pasado (escaló de 74,5 a 82,7 millones de euros) y ya prepara el terreno para superar la barrera de los 100 millones. 

Y es que la compañía capitaneada por Luis Miguel Simarro sigue con su hoja de ruta para expandirse tanto en A Pobra do Caramiñal (ha ampliado su capacidad frigorífica de 41.580 a 59.789 metros cúbicos) como en Portugal. La firma adquirió a comienzos de este año la lusa Sulpasteis en un movimiento que le permitirá añadir a su cifra de negocio una cantidad cercana a los 17 millones que la compañía facturó en 2018. La empresa, con más de 125 empleados en plantilla, está especializada en la fabricación de pasteles de bacalao (bolinhos de bacalhao), delicias de gamba o empanadillas de diferentes rellenos (rissois).

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad