EDP sacará a Bolsa sus parques eólicos gallegos

stop

EDPR Yield, filial del grupo portugués, absorbe Desarrollos Eólicos Dumbría en un paso más para conformar su grupo eólico cotizado

Los parques eólicos proliferan en los montes comunales

en A Coruña, 18 de noviembre de 2015 (01:27 CET)

El grupo luso EDP acelera de nuevo la conformación de su filial "YieldCo" con la vista puesta en la Bolsa. Y lo hace a través de la absorción de sus filiales gallegas, que conformarán parte del portfolio con el que la compañía portuguesa quiere dar el salto al parqué madrileño a través de su filial de alto rendimiento. A los activos españoles se unen los megavatios que posee repartidos por Portugal, Francia y Bélgica.

EDP lo había intentado en junio, con la previsión de comenzar a cotizar en octubre, pero en septiembre decidió poner a enfriar el proyecto. Ello no impide a la compañía lusa que prosiga con la reestructuración y "engorde" de su filial EDPR Yield SA, que acomete la absorción de filiales, entre ellas las gallegas. Así, Desarrollos Eólicos Dumbría pasa a tener ahora como accionista único a la "YieldCo" del grupo luso. La operación se firmó a principios de mes.

Las filiales gallegas

Desarrollos Eólicos Dumbría, con más de 70 megavatios de potencia instalada, es uno de los activos del grupo en la comunidad gallega, donde se concentra una de sus plazas fuertes en territorio español. En la recámara están Desarrollos Eólicos de Lugo, con 69 megavatios, o Eólica Fontesilva, con otros 21,6, según datos de la patronal eólica española. En total, en Galicia posee 185 megavatios en funcionamiento y otros 101 en tramitación.

EDP Renovábeis negoció el año pasado la venta de parte de su negocio a un grupo chino. Se trata de uno de los principales actores del sector gallego, aunque lejos de los más de 600 megavatios de potencia del líder, Iberdrola. El grupo ha definido el portfolio inicial de EDPR Yield a partir de una serie de parques eólicos con una capacidad instalada de 993 megavatios (MW).

Las "YieldCo", como empresas de alto rendimiento y capacidad de generación de dividendos, están de moda en el mercado bursátil español, tras su consolidación en Wall Street. En esta línea, la intención inicial de EDP pasaba por financiar un plan de crecimiento que contempla inversiones para crecer en 500 megavatios anuales hasta el año 2017. El grupo paralizó la salida a Bolsa, pero la operación de absorción de la filial gallega vuelve a poner sobre la mesa ese objetivo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad