Edgewater se asegura la financiación para la mina de oro en Corcoesto

stop

Dos créditos que suman 120 millones de dólares sufragarán un proyecto que se intenta desacreditar en Europa

Plano de la mina de Corcoesto

25 de octubre de 2012 (21:12 CET)

Mientras en Galicia y en Europa arrecian las críticas contra el proyecto de minería a cielo abierto para extraer oro de las entrañas de Corcoesto (A Coruña), la empresa extractiva, Edgewater Exploration, ultima su plan de financiación.

La compañía canadiense ya ha obtenido la aprobación de dos créditos financiados, según ha comunicado Edgewater, por Credit Suisse AG y Barclays Bank PLC. La suma de dinero alcanza los 120 millones de dólares, lo que cubriría más del 75% de la inversión para el proyecto de Corcoesto que la empresa estima en 160 millones de dólares. “Creemos que la participación del banco en la financiación de Corcoesto, es un testimonio de la capacidad futura del proyecto para producir oro a un precio razonable de costes y beneficios, y se suma al apoyo recibido en Galicia”, explica Edgewater en un comunicado.

A pesar de las críticas recibidas a su plan de extracción tanto en Europa como en la Comunidad gallega --por parte de colectivos ecologistas, fuerzas políticas y los propios vecinos de la comarca de Bergantiños-- la empresa confía en el respaldo de la Xunta para llevar el proyecto a buen término. Hasta tal punto, que incluye en su página web un vídeo de Alberto Núñez Feijóo confirmando que “agilizará los trámites para que la mina tenga el visto bueno antes de que termine el año”. El Gobierno galego consideró el plan de extracción de Edgewater como proyecto industrial estratégico y aseguró que creará 1.400 puestos de trabajo.

5 millones más en participaciones

En el último mes, Edgewater ha dado un paso más para completar la financiación del plan de extracción de Corcoesto. La empresa tiene intención de poner a la venta 2.436.250 participaciones de su proyecto gallego para obtener cinco millones de dólares que, en palabras del presidente de la compañía, George Salamina, “proporcionarán capital adicional para avanzar en la obtención de permisos y, en conjunto, en la factibilidad final del proyecto de Corcoesto”, en alusión a los estudios que todavía están realizando en suelo gallego.

A pesar de la confianza que muestra la compañía, lo cierto es que el plan de extracción se encuentra en una fase temprana. En Cabana de Bergantiños se están realizando análisis sobre el impacto ambiental que generaría la extracción y la propia empresa continúa estudiando la composición de minerales que podrá extraer para, posteriormente, obtener rentabilidad en el mercado.

Sus últimos movimientos ultiman el plan de financiación para Corcoesto, uno de los puntos del proyecto presentado a la Xunta criticados por colectivos ecologistas y por el BNG debido a su “imprecisión”.

Críticas

Mientras Edgewater acumula fondos, las voces críticas con el modelo de extracción minera a cielo abierto continúan presentando alegaciones al proyecto. En la Plataforma pola Defensa de Corcoesto, formada por un grupo de vecinos de la comarca, ya han apelado al Defensor do Pobo y amenazan con acudir a los tribunales si el plan de extracción sigue adelante.

El grupo europeo Verdes-ALE ha ido un paso más allá y se ha comprometido a impulsar una norma en Europa que prohiba el uso del cianuro en este tipo de extracción, lo que invalidaría el plan de Edgewater.

El proyecto de la empresa canadiense prevé utilizar una tonelada y media diaria del compuesto en Corcoesto. La normativa europea especifica como “no recomendable” su uso, pero permite a cada país miembro prohibirlo o no en su territorio. Verdes-Ale pretende convertir esta recomendación en una prohibición expresa antes de que se inicie la extracción en la mina coruñesa.

Edgewater, por su parte, ya ha anunciado que cumple la normativa de la UE y que el proyecto sigue el cauce previsto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad