eBay pierde a su responsable de medios sociales en Europa

stop

Clelia Morales decide abandonar la compañía para embarcarse en otro proyecto vinculado a la tecnología y la fertilidad

La web del portal de ventas eBay

en Barcelona, 26 de junio de 2015 (00:00 CET)

eBay está en constante movimiento interno. Al importante adelgazamiento de la plantilla con el despido de 2.400 trabajadores se suman algunas salidas destacadas. La más reciente es la de la responsable de social media (medios sociales) en Europa, Clelia Morales, según han confirmado fuentes de la compañía.

La decisión de marcharse de la firma fue de Morales hace apenas unos meses, según ha podido saber este medio. ¿El motivo? Quería dedicar más tiempo a su vida privada y familiar, así como comenzar una nueva etapa en el aspecto laboral.

Cinco años en el cargo

Morales, que era dircom de eBay en España, fue nombrada directora de medios sociales para el continente europeo en 2010, pero cinco años después ha apostado por un cambio en su carrera.

Tras casi una década en la compañía, está a punto de embarcarse en un nuevo proyecto relacionado con la tecnología y la fertilidad. Se desconoce si su puesto se cubrirá en breve o si eBay ya tiene sustituto. "Por política de la compañía, no se dan detalles sobre empleados individuales", subrayan fuentes de la firma.

Un sector muy competitivo

eBay se instaló hace más de diez años en España. Pero ahora no pasa por su mejor momento. Está inmersa en una etapa de recortes y ajustes. Las cuentas de la compañía cambiaban de signo a finales de 2014, pasando de abundantes beneficios millonarios a unas pérdidas de 41 millones de dólares --36,6 millones de euros--. La firma comenzaba este 2015 con un plan de reducción de gastos, pasando la tijera por la plantilla.

Las razones, además de los números rojos, es que tanto en el ámbito de las subastas, como en el sector del e-commerce, la competencia es cada vez mayor. Algunos portales como Amazon o apps como Wallapop pisan muy fuerte.

Además, eBay invirtió donde no debía. Destinó 1.700 millones de euros en una empresa dedicada a crear tiendas on line, de la que no sacó la rentabilidad esperada. Tambíen decidió comprar Paypal, en 2002, pero ahora la firma valora escindir esta parte del negocio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad