División en el campo gallego ante la inversión de Goodleit en Curtis

stop

Mientras Asaja bendice la "histórica" llegada de la planta de transformación, Unións Agrarias y el Sindicato Labrego Galego recelan del anuncio por su proximidad a la fecha electoral

Representantes de Goodleit presentan a Núñez Feijóo y Ángeles Vázquez su proyecto | EP

en A Coruña, 01 de septiembre de 2016 (18:56 CET)

El anuncio de la instalación de una planta de transformación que procesará el 17% de la leche gallega en Curtis no ha dejado indiferente a nadie. La noticia del desembarco de Goodleit, una empresa creada hace apenas siete meses en Madrid con un capital de 3.000 euros, en una fecha tan próxima a las elecciones y las cifras que se han aportado generan opiniones encontradas entre los sindicatos agrarios.

Tras conocerse la noticia, el vicepresidente de Asaja, Francisco Bello, no dudaba en calificar de "histórica" la llegada de la plata de procesado que, en su opinión, avanza un "futuro más esperanzador" para las granjas.

Medidas políticas previas

Sin embargo, sus compañeros de Unións Agrarias y del Sindicato Labrego Galego no lo ven tan de color de rosa. A pesar de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo explicase que el anuncio solo se produjo después de confirmar la compra del suelo –una parcela de 80.000 metros cuadrados en el polígono de Teixeiro–, ambas organizaciones ven un tinte "electoralista" en el anuncio.

Desde Unións Agrarias, su secretario xeral, Roberto García, reconoce que tiene "tremendas dudas" sobre la solvencia de la empresa, aunque reconoce que es algo "positivo a futuro si se cumple". No obstante, cree que no se pueden hacer "valoraciones triunfalistas" si se tiene en cuenta que la planta no estará operativa hasta el año 2019. Por eso señala que "previamente deben tomarse medidas políticas para que por aquel entonces siga habiendo ganaderos". "Que el anuncio no sirva para que los políticos se queden con la conciencia tranquila", añade.

"Milonga electoralista"

En la misma línea se pronuncia Xabier Gómez Santiso, coordinador de Servizos Gandeiros del Sindicato Labrego Galego (SLG), quien lamenta que sea ahora cuando el Gobierno gallego "descubre que hay otras maneras de comercializar" y no haya actuado antes en este sentido, a pesar de las advertencias de los sindicatos de la necesidad de apostar por productos de alto valor añadido.

En este sentido, reprocha al Ejecutivo que se haya estado financiando a la industria para seguir vendiendo leche en cartón, cuando lo que deberían haber hecho es diseñar un plan de futuro para el sector. A pesar de todo, y de ver el anuncio como "una milonga electoral", Gómez Santiso considera que la idea "cuando menos es ilusionante". Solo espera que sea verdad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad