Directivos de Pescanova dicen que banca y BDO consentían las facturas falsas

stop

Los ex responsables de finanzas y administración de la pesquera declaran ante el juez Ruz en la Audiencia Nacional

11 de noviembre de 2013 (19:06 CET)

El exdirector financiero de Pescanova, Antonio Táboas, y el responsable de administración de la pesquera, Alfredo López Uroz, han declarado este lunes ante el juez Pablo Ruz en la Audiencia Nacional que el empleo de facturas falsas era una forma de financiación de la firma, al tiempo que han señalado que tanto la banca como la auditora BDO conocían la situación de la multinacional pesquera.

Táboas y López Uroz han indicado en sede judicial que las prácticas irregulares en las cuentas de la pesquera que desveló el informe forensic de KPMG eran una forma de financiación de la pesquera, consentida tanto por la auditora como por los bancos, según han informado a Europa Press fuentes de la acusación.

El exdirector financiero y el responsable de administración han declarado en calidad de imputados, y se han negado a responder a preguntas de la acusación y sólo han respondido a las preguntas realizadas por la fiscalía y su defensa.

“Todo contabilizado”

Alfredo López Uroz ha asegurado que en Pescanova todo estaba contabilizado, que no hubo nada que se dejara de contabilizar, y ha señalado que BDO, que está imputada en este caso, tenía acceso a los números y a la contabilidad de la pesquera, ya que todo estaba contabilizado, pero que "jamás" dijo nada sobre los resultados de la multinacional pesquera.

A preguntas de la fiscalía, López ha asegurado en sede judicial que en Pescanova no había ni contabilidad B ni una contabilidad paralela. Respecto a la deuda financiera, el directivo ha explicado que ésta figuraba en los registros contables, mientras que sobre la actuación de BDO ha señalado que la auditora tenía técnicas para conocer la situación, pero que "nunca" hizo ninguna observación, según informaron fuentes de la defensa.

Créditos sin documentación

Sobre la actuación de la banca, el director de administración de la pesquera ha desvelado que los créditos bancarios eran aprobados casi sin documentación, ya que la documentación que exigían era "muy exigua" y no la habitual que se suele exigir en los créditos documentarios, según las mismas fuentes. Además, ha indicado que en Pescanova existía una tensión en la tesorería, pero no había problemas de liquidez.

Por su parte, Antonio Táboas ha señalado que estuvo en la entidad pesquera hasta abril de 2012 y que dejó su puesto antes de lo previsto por enfermedad, por lo que "no" estuvo presente ni la ampliación de capital, ni en la negociación del salmón, según informaron fuentes de la defensa.

El informe forensic realizado por KPMG reveló que en los últimos ejercicios se diseñaron y ejecutaron prácticas contables para ocultar deuda, y que estas prácticas eran "instruidas, ejecutadas, llevadas a cabo o conocidas, en mayor o menor medida", por miembros de la cúpula directiva de la multinacional pesquera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad