Directivos de Pescanova controlan los seguros del grupo a través de familiares

stop

Dos hijos de César Real, director de área y hombre de confianza del presidente, y el sobrino de José Alberto Barreras, accionista, operan como 'brokers' de Mutuapesca a través de RMB Insurance

Imagen de archivo de una junta de accionistas de Pescanova, presidida por Fernández de Sousa | EFE

26 de junio de 2013 (21:40 CET)

Todo son sorpresas bajo las alfombras de Pescanova. Al menos, así se desprende de la auditoría forense de KMPG, que implica a seis directivos de primera fila en presuntas irregularidades, y de las vinculaciones familiares del grupo de las que comienzan a tener constancia los administradores concursales de Deloitte. En algunos casos, afectan directamente a consejeros y directivos. En ese grupo se incluye el principal broker asegurador de la multinacional pesquera, que realiza labores de intermediación con Mutuapesca, la compañía de seguros de cabecera de Pescanova. Al menos dos hijos de César Real, uno de los dos directores de área de Manuel Fernández de Sousa-Faro en Pescanova, y un sobrino de José Alberto Barreras, accionista de referencia cuya imputación ha dejado en suspenso el juez Ruz, de la Audiencia Nacional, conforman el núcleo duro accionarial y directivo de RMB Insurance, cuyo principal y casi único cliente es Pescanova.

RMB Insurance Brokers tiene como consejero delegado a César Real Rodríguez de Legísima, y como secretario del consejo de administración a su hermano Guillermo. Ambos son hijos de César Real, un ejecutivo de la máxima confianza de Fernández de Sousa-Faro. Para cerrar el círculo, Real, el padre de ambos, también ocupa en Mutuapesca los cargos de consejero delegado y, a la vez, es secretario del consejo de administración de la firma aseguradora. La labor de RMB Insurance es la de intermediar, como broker, en los contratos de seguros de Pescanova con Mutuapesca, por los que percibe las correspondientes comisiones.

Relaciones de accionistas

Pero las vinculaciones no se quedan ahí. RMB, con sede en Vigo y algo más de una docena de trabajadores en plantilla, según sus propias cuentas, tiene como presidente a Enrique Barreras Barreras, hijo de un hermano ya fallecido de José Alberto Barreras, accionista histórico de Pescanova, y cuya hija (Belén Barreras Ruano) se sienta en el consejo de administración de la multinacional. Belén Barreras, prima por tanto del presidente de RMB, también ocupa un puesto como consejera de Mutuapesca. Por tanto, según consta en los documentos del Registro Mercantil a los que ha tenido acceso Economía Digital, dos hijos de un director y el primo de una consejera de Pescanova realizan trabajos de intermediación con la propia aseguradora de la multinacional.

La correduría RMB, que responde a la referencia Real, Merino & Barreras facturó 1,2 millones en 2011 y ganó 177.348 euros. Fuentes del sector citadas por Expansión estiman que un 65% de su facturación está ligada al grupo Pescanova, aunque otras fuentes elevan ese peso al 70%. Estos datos, que obran en poder de los administradores concursales de la compañía, refuerzan la idea de que se trata de un broker cautivo de Pescanova, que hace labores de intermediación en los seguros de la multinacional no solo en cuanto a su flota de barcos, sino también en los seguros de las fábricas, de responsabilidad civil y de responsabilidad de los propios directivos, los denominados D&O.

Real sigue en Mutuapesca


Mutuapesca, la aseguradora de Pescanova, tiene a César Real, padre de ambos hermanos y director de área en Pescanova, como cabeza visible, incluso tras los recientes cambios realizados en la junta general de la mutualidad marítima, cuando presentaron su dimisión Manuel Fernández de Sousa-Faro, por un lado, y Yago Méndez, que era consejero, por otro. Fernández de Sousa era hasta entonces presidente de Mutuapesca.

Hasta el pasado octubre, RMB operaba bajo la denominación de Merino & Barreras Correduría de Seguros SA. Fue en esa fecha cuando, según los datos del Registro Mercantil, se reestructuró su consejo de administración, se nombró CEO a César Real Rodríguez de Legísima y su denominación pasó a ser la de Real, Merino, Barreras & Asociados Correduría de Seguros, trasladando también su domicilio a la calle Arenal, de Vigo. De acuerdo con fuentes del sector, RMB mueve al año en primas unos 11 millones de euros, centrando gran parte de su negocio en Pescanova, que genera alrededor de siete millones al año en primas de seguro.

Un calco a Pescanova

Sectores como el marítimo, la acuicultura y los riesgos industriales son las especialidades de la compañía broker de las familias Real y Barreras, según sus propios datos. Y su internacionalización responde como un calco a los países y mercados en los que opera Pescanova. Entre ellos, en su propia web, destacan Namibia, Mozambique, Malvinas, Chile, Nicaragua, Guatemala, Estados Unidos, Francia, Irlanda y Grecia, entre otros.

A pesar de sus recientes cambios accionariales, la compañía originaria fue creada en 1954 por José Luis Merino y Enrique Barreras, que, según dicha web, “fundan Merino & Barreras, una correduría de seguros orientada al ámbito marítimo para dar respuesta especializada a la creciente pujanza de Vigo en el sector”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad