Dieter salva las cuentas de Alvariño pero sin asegurar el futuro de la patronal

stop

La junta directiva aprueba los balances de 2014 y 2015 y deja en el aire el plan de viabilidad, que contempla entre 5 y 8 despidos y recortes salariales

Antonio Dieter, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia

en A Coruña, 24 de mayo de 2016 (21:47 CET)

Paso adelante para garantizar la viabilidad de la patronal gallega, aunque no definitivo. La junta directiva aprobó este martes las cuentas correspondientes a los ejercicios 2014 y 2015. Los números estaban atascados desde la etapa de José Manuel Fernández Alvariño al frente de la Confederación de Empresarios de Galicia. El bloqueo, acabó costándole el puesto.

El nuevo presidente, Antonio Diéter, ha conseguido desatacar las cuentas para llevarlas el 30 de mayo a la asamblea xeral de la CEG, máximo órgano de decisión, que debe dar el visto bueno a los números.

Con la aprobación definitiva se salvarían varias partidas conflictivas que habían protagonizado la batalla en el corazón de la patronal, principalmente las que incumbían a gastos de la red exterior en la etapa de Fontenla y a gastos en determinados servicios encargados por Alvariño. Ambos balances se cerrarían, si así lo decide la asamblea xeral, con superávit.

Sin plan de viabilidad

Es un paso imprescindible para la dirección, pues permitiría abrir la negociación con la banca para la ampliación de la hipoteca de la sede de la CEG en Santiago, una maniobra para reducir gastos y ganar liquidez.

A la espera de una nueva reunión queda, sin embargo, otro elemento clave para poder negociar con la banca: el plan de viabilidad. Dieter no logró consenso en la junta directiva y queda pendiente ultimarlo en una próximo encuentro la semana que viene.

El documento presentado, la hoja de ruta para reflotar la patronal, es todavía muy esquemático. Se contemplan entre cinco y ocho despidos. También hay una propuesta sobre la mesa para añadir recortes salariales. Sin embargo, otros empresarios consideran que ni una cosa ni la otra garantizará el futuro de la patronal. En definitiva, todo pendiente de cerrar.

Y sin presupuesto

Tampoco está acordado el presupuesto para el presente ejercicio, lo que supone que las dos iniciativas clave del reciente mandato de Antonio Diéter fueron aplazadas por la junta directiva de la patronal para mejor ocasión.

Los empresarios próximos al presidente consideran que el clima es favorable, que el plan de viabilidad se aprobará "con los retoques que sean necesarios" y que con esas dos armas, cuentas y plan de viabilidad, bastará para tener el visto bueno de los bancos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad