El consejero delegado de DIA Ricardo Currás (izquierda) junto con la presidenta Ana María Llopis.

DIA suma tres nuevas investigaciones de Hacienda por impuestos

stop

La cadena de supermercados DIA vuelve a ser investigada por sus declaraciones fiscales

Economía Digital

El consejero delegado de DIA Ricardo Currás (izquierda) junto con la presidenta Ana María Llopis.

Madrid, 23 de octubre de 2017 (04:55 CET)

La cadena de supermercados DIA enfrenta una nueva investigación por parte de la Agencia Tributaria por el pago de impuestos entre los períodos de 2011 y 2012. Hacienda investiga la declaración impositiva de la compañía que ya tenía abierta otra investigación por impuesto de sociedades declarados entre 2008, 2009 y 2010.

Los inspectores del ministro Cristóbal Montoro ha abierto averiguaciones para determinar si el Impuesto de la Renta de Personas Físicas de 2012, del Impuesto de Valor Añadido de 2012 y del Impuesto de Sociedades de 2011 y 2012.

La Agencia Tributaria también arrastran unas investigaciones tributarias del Impuesto de Sociedades entre 2011 y 2015, el Impuesto sobre el Valor Añadido entre el 2012 y 2016, el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas entre 2012 y 2016 y el Impuesto sobre Actividades Económicas entre 2012 y 2016.

La cúpula de DIA considera que, independientemente de la decisión de la Agencia Tributaria, las inspecciones no afectarán de forma significativa los resultados de las cuentas anuales de DIA presentados este año.

Pagos por irregularidades

No es la primera ocasión en la que la empresa dirigida por Ricardo Currás tiene que rendir cuentas ante la inspección tributaria. La cadena tuvo que regularizar con Hacienda el pago de al menos dos ejercicios fiscales.

"La sociedad ha procedido a los pagos en concepto de impuesto de sociedades del ejercicio 2008 por un importe de 3,86 millones de euros y el correspondiente al Acta de Inspección del Impuesto sobre Sociedades de los ejercicios 2008, 2009 y 2010 por importe de 2,85 millones", reconoció la compañía el año pasado.   

Sólo en 2013, los supermercados DIA tuvieron que pagar a Hacienda una regularización por inspección que le costó 21 millones de euros. En Brasil,  también debió enfrentar una inspección por asuntos tributarios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad