En la imagen, una tienda de los supermercados DIA en plena reforma

DIA plantea un nuevo plan de recortes para reducir deuda

La cadena de supermercados DIA contempla cierres de tiendas en su plan de reestructuración

La cadena de supermercados DIA contempla un amplio plan de recortes que incluye cierres de tiendas y reducción de plantilla para disminuir su deuda, calculada oficialmente en unos 1.500 millones de euros, aunque en la práctica podría ser aún más elevada a causa de las argucias contables de la anterior cúpula. 

La compañía ultima en plan de reestructuración de la empresa que contemplan las medidas más duras en cualquier empresa en crisis: despidos colectivos y cierres de tiendas, según confirman fuentes cercanas a la compañía.

En la cúpula de DIA ya se ha planteado un “plan de desinversiones”, que en la práctica implica la venta de tiendas y filiales.

El nuevo consejero delegado, nombrado la semana pasada, Borja de la Cierva, ha reconocido la posibilidad de “ajustes” en un nuevo plan de negocio de la compañía, que debe garantizar la viabilidad de la multinacional. El plan incluye oficialmente la venta de las tiendas de perfumerías Clarel, con más de 1.000 tiendas en España y una facturación de unos 250 millones de euros.

Para cumplir con las exigencias del plan de refinanciación, DIA tiene muy limitadas las opciones. Y parte del camino ya se ha venido aplicando. La cadena española cerró 217 tiendas sólo en 2017, de acuerdo con los datos oficiales de la compañía. La disminución supone el 5% de la red en España.

Este año, la empresa podría acentuar la tendencia, no sólo con el cierre de tiendas DIA, sino también de supermercados El Árbol y tiendas Clarel. La nueva cúpula ha venido trabajando en un plan de reestructuración del negocio desde el despido fulminante de Ricardo Currás, el consejero delegado que asumió las riendas de la empresa en 2012 y que terminó hundiendo a la compañía en la peor de sus crisis históricas.

El fantasma del ERE

La drástica reducción a la que parece obligada la empresa podría pasar por el temido Expediente de Regulación de Empleo, ERE. La compañía ha ido reduciendo el tamaño de la plantilla en los últimos años bajo la figura de los despidos puntuales pero también con el traslado de empleados a la red de tiendas de las franquicias.

La empresa ha recudido en el último año el número de trabajadores en la misma proporción en la que lo ha hecho con su red de tiendas. DIA se ha deshecho de unos 2.000 trabajadores el año pasado, lo que supone una reducción del 5% de la plantilla.

La empresa ha sido la única red de supermercados en España que ha decidido conquistar los mercados internacionales y casi siempre ha regresado con las tablas en la cabeza. La compañía ha tenido que cerrar los negocios en Francia, Turquía, Grecia y China. Ahora, buena parte de los malos resultados proceden de otros mercados emergentes: Brasil y Argentina.

Un artículo de David Placer

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad