DIA entra en parálisis comercial

stop

DIA cae el 7,5% en bolsa en tres días y se sitúa en mínimos anuales después del castigo de los analistas a sus pobres expectativas comerciales

Currás, LLopis y Zoido, en la salida a bolsa de DIA

en Barcelona, 12 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Las ventas de DIA en España cayeron en el primer semestre, en el que la cadena de supermercados ganó casi un 10% menos y que salvó gracias a Argentina y al tipo de cambio en Brasil. Las expectativas para este segundo semestre son negativas, por lo que los inversores y los analistas se han puesto a cubierto. La desconfianza se ha instalado en el valor, que ha caído el 7,5% en tres días y se ha situado en mínimos anuales.

La compañía que dirige Ricardo Currás fue una de las tres únicas compañías del IBEX que cerró en rojo en la sesión de este miércoles, marcada por el retorno de la tranquilidad al mercado tras rebajarse las tensiones políticas. Fue, además, la que más perdió, el 2,03%, hasta los 4,45 euros por acción. La acción de DIA no valía tan poco desde diciembre. Su capitalización es de unos 2.770 millones de euros.

Este miércoles, DIA fue la excepción del IBEX, pero la jornada no fue una excepción para DIA. En realidad, venía de perder el 4,28% el martes, en el que su situación se sumó a la volatilidad en las bolsas. El lunes había perdido el 1,35%, por lo que en lo que llevamos de semana pierde el 7,5%.

DIA cae el 7,5% esta semana tras recibir el castigo de los analistas de JP Morgan y Kepler

Hace ya tres semanas que Mikhail Fridman se mueve en pérdidas en DIA. El inversor ruso, que entró como segundo accionista de la compañía a finales de julio, provocó que la acción se disparara el 15% en una sola jornada. Fue solo un espejismo. A partir de ahí empezó a bajar y todavía no ha parado. También provocó la salida de parte de los bajistas, desde el 24% hasta algo más del 17%. Este hecho sí que persiste, pero aun así, la acción está por los suelos.

El motivo es el consenso de los analistas de que la compañía no va a mejorar sus resultados y, por tanto, tampoco su evolución en bolsa. DIA ha entrado en barrena: la caída en bolsa ha provocado que, esta misma semana, dos firmas de inversión le hayan rebajado la recomendación y el precio objetivo, lo que le dio la puntilla en bolsa. En concreto, JP Morgan y Kepler.

El banco de inversión estadounidense, que ya ponderaba a la compañía por debajo de su actual cotización, 4,3 euros por acción, la rebajó a 4 euros, por lo que todavía podría caer el 10% más. Kepler bajó su precio objetivo de 5,80 a 5,25 euros por acción. Aunque está por encima del precio de mercado, reduce su potencial.

Los números de DIA ahuyentan a los inversores

La entrada de Fridman en julio distrajo la atención de los inversores y generó una confianza que duró muy poco. Pasado este efecto, quedaron los números. Entre enero y junio, DIA ganó 54 millones, el 9,7% menos, a causa del descenso de las ventas en España, que fue del 3,6%. La cadena pudo compensar este descenso con el crecimiento en Argentina y por el efecto divisas en Brasil.

Las perspectivas, según los estudios de mercado, no son positivas. Según Kantar, DIA pierde cuota de mercado en España. Mientras Mercadona se consolida como líder absoluto, acaparando casi una cuarta parte del mercado, DIA pierde el segundo lugar al caer dos décimas, hasta el 8,4% de cuota de mercado. Le supera Carrefour, con el 8,7%, después de subir dos décimas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad