DIA amenaza la permanencia de BME en el Ibex

stop

SELECTIVO BURSÁTIL

Un supermercado de la cadena

12 de diciembre de 2011 (18:36 CET)

El próximo 2 de enero comenzará a cotizar en el Ibex 35 la cadena de supermercados DIA, que hace apenas cinco meses salía a bolsa tras escindirse de su matriz, la francesa Carrefour.

Este aterrizaje en el mercado fue, desde el principio, visto como un primer paso hacia el objetivo final, que no es otro que acabar cotizando en el selectivo Ibex 35. Por capitalización y volumen negociado, el supermercado merecía esa posición. La consiguió este lunes al otorgársela el comité técnico del Ibex.

De esta forma, el Ibex 35 pasará a ser Ibex 36 hasta que el próximo enero se decida qué compañía debe abandonar el selectivo de la bolsa española. Las tres candidatas son de renombre: Bolsas y Mercados Españoles (BME), Bankinter y la originaria Sociedad Anónima Caminos y Regadios, hoy en día más conocida como Sacyr.

El tirón del Ibex

La importancia de estar o no estar en el Ibex es mayúscula para las empresas. Su visibilidad aumenta, como el volumen que mueven sus títulos.

No necesariamente tienen que ser las empresas más grandes, aunque sí las más líquidas. Al cierre de este lunes, la capitalización bursátil de DIA era de 2.245 millones de euros, superior a la de Sacyr (1.787 millones), BME (1.697) y Bankinter (2.008). Su volumen negociado (1.860 millones) también ha superado con creces a la constructora de origen murciano (1.185 millones), al banco perteneciente al grupo Santander (627) y al encargado de gestionar el índice bursátil (apenas 212 millones).

Cada una de ellas tiene sus fortalezas y debilidades como candidata a salir del Ibex:

BME

Es la segunda con menos capitalización después de Bankinter y con diferencia la que menos se negocia, pero los expertos añaden una fortaleza fundamental: es la dueña y señora del selectivo y encargada de gestionar los distintos índices de la bolsa española así como de sacar al mercado los productos derivados que están al acceso de los inversores, como pueden ser los ETF.

Por el momento está quedando fuera de los procesos de integración de las bolsas mundiales pero suena como pieza de gusto para algunos de ellos.

Bankinter

Con un volumen y capitalización bajos, el banco fundado por el Santander y dirigido por Dolores Dancausa mantiene una tendencia decreciente en los beneficios y a favor de su salida cuenta el hecho de que pertenece al sector financiero, un tanto estigmatizado y que tiene además una importancia superior al 30% en el selectivo (y está tirando hacia abajo de él). Sus accionistas principales son Credit Agricole y la familia Botín.

Sacyr

La empresa constructora se encuentra en un momento crítico, que ha hecho que su tradicional presidente, Luis del Rivero, tuviera que salir del cargo y que se enfrentara con Repsol, la petrolera española de la que posee un 20% a través de créditos que ahora necesita renovar --el próximo vencimiento, este mismo mes, es superior a 5.000 millones--.

Está en pleno proceso de desinversión y con una deuda muy alta, por lo que una salida del Ibex sería un golpe duro para una constructora que pasó a ser una de las mayores del país en muy poco tiempo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad