Deutsche impugnó el recurso de Fernández de Sousa para retomar la gestión de Pescanova

stop

El juez desestimó los argumentos del presidente de la pesquera

17 de mayo de 2013 (03:39 CET)

El jueves no fue un buen día para Fernández de Sousa. No sólo la Fiscalía Anticorrupción ha pedido su imputación por supuesto uso de información privilegiada, sino que además el Juzgado de lo Mercantil Número 1 de Pontevedra ha desestimado su recurso de reposición contra de decisión de apartarlo de la gestión de la compañía.

Por si no lo tenía ya claro, este recurso de reposición ha servido también para dejar claro la opinión que de él tienen como gestor muchos de los actores implicados en la crisis de Pescanova. El recurso de reposición desestimado fue además impugnado por la administración concursal, Damm, Luxempart, Deutsche Bank y Cooperative Centrale Raiffeseen-Boerenleenbank (Rabobank, sucursal en España).

Accionistas 'rebeldes'

Aunque Fernández de Sousa presentó un recurso de reposición en nombre de Pescanova en la que pedía que el consejo de administración no fuese apartado de la gestión de la pesquera, así como el nombramiento de un segundo administrador concursal, dos consejeros decidieron impugnar la petición. Damm y Luxempart, que siempre han mantenido una postura beligerante con el presidente de la multinacional y que, de hecho, estudian acciones judiciales contra él.

Más sorprendente que en el caso de Damm y Luxempart, ha sido la impugnación que ha llevado a cabo Deutsche Bank. La entidad germana está dentro del steering committee de la banca acreedora que negocia con Deloitte. Es una de las entidades más expuestas al riesgo de Pescanova, con una deuda pendiente estimada de 130 millones de euros.

Banca extranjera

La banca extranjera ha sido especialmente crítica con Fernández de Sousa. En pleno preconcurso, antes de que fuera apartado por el juez, las entidades de fuera de España fueron las primeras en indicar que no se sentarían a negociar mientras el continuase al frente de la pesquera.

Esta semana, Deutsche decidió in extremis entrar en el grupo de entidades que se decidieron a aportar un crédito extra de 60 millones a Pescanova. Hasta el último momento, ella y Royal Bank of Scotland se negaban en rotundo a realizar nuevas inyecciones de capital en el grupo.

Medidas legales

Rabobank ha sido, según informa Europa Press, la otra entidad que se opuso en los juzgados a la vuelta de Sousa al poder en la pesquera.

No es la primera vez que se especula con la posibilidad de que entidades extranjeras emprendan acciones legales contra la antigua dirección de Pescanova ante los indicios de falsedades encontrados en su balance.

Auto del juez

Por otro lado, y con respecto a la decisión del juez, este desestima los argumentos que esgrime Fernández de Sousa para retomar en poder en la empresa. Rechaza que esa suspensión tenga relación directa con la posible liquidación de Pescanova, como sostiene la empresa y, por otro, señala que "no pueden mantenerse las facultades patrimoniales de un deudor cuyo órgano de dirección y representación no es capaz de cumplir con la quizá más esencial de sus funciones, cual es elaborar las cuentas anuales".

El magistrado recuerda que "ni se ha cesado al Consejo de Administración ni el deudor ha perdido la posibilidad de presentar su propia propuesta de convenio", y se hace hincapié en que "administradores y apoderados del concursado tienen la obligación de colaborar, informar y atender a los requerimientos del juez y de la administración concursal".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad