Subestación eléctrica

Desplome de las eléctricas en bolsa

stop

El posible ajuste de los ingresos regulados hace perder a las energéticas más de un 3% en bolsa, casi 1.740 millones de euros

A Coruña, 29 de enero de 2018 (19:42 CET)

Jornada negra para las empresas energéticas en bolsa, que han visto como sus títulos se dejaban más de un 3%, haciéndoles perder casi 1.740 millones de euros, como consecuencia del posible nuevo ajuste de los ingresos regulados del sistema eléctrico y de gas.

Endesa se dejó un 3,22% –más de 640 millones de euros– en la jornada; mientras que Gas Natural Fenosa perdió más de 325 millones de euros (1,68%), Enagás unos 170 millones de euros (3,07%) y REE casi 150 millones de euros (1,56%). En el caso de Iberdrola, la compañía que más capitaliza en Bolsa de todo el sector, las pérdidas de este lunes (1,07%) le restaron 450 millones de euros a su capitalización, pasando a valer 41.809,3 millones de euros, frente a los 42.264,17 que capitalizaba a cierre del pasado viernes.

Ajuste de 200 millones

El Ministerio de Energía trabaja en un borrador que prevé introducir ajustes en los costes regulados del sistema energético, especialmente centrados en la retribución de la actividad de distribución y transporte de gas, informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias. Según adelantaba este sábado el diario El Mundo, este ajuste para el sector podría situarse por encima de los 200 millones de euros, siendo Enagás, el gestor técnico del sistema gasista, y Gas Natural Fenosa las empresas más afectadas.

En concreto, el gabinete dirigido por Álvaro Nadal trabaja en este documento con los grupos políticos con el fin de que pueda ser incluido dentro del proyecto de Ley por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía, que se está tramitando actualmente en el Senado y cuyo periodo para presentar enmiendas finaliza este jueves.

El cambio supondría adelantar a 2019 la opción de revisar la retribución para las actividades de transporte, regasificación, almacenamiento básico y distribución. El actual periodo regulatorio expira el 31 de diciembre de 2020, una modificación que se enmarcaría dentro de los esfuerzos del Gobierno por reducir los costes regulados de electricidad y gas "en la medida que sea posible y ajustarlos en cuanto sea posible", señalaron las mismas fuentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad