Desbandada en San José: salen ocho consejeros en año y medio

stop

Los abandonos de Iranzo y Piqué del grupo de Jacinto Rey se unen a otros seis cargos que han dejado el máximo órgano de la constructora desde 2012

Juan Iranzo, Alfonso Paz Andrade y Josep Piqué, ex consejeros de San José

27 de marzo de 2014 (20:35 CET)

A Jacinto Rey no le gustan nada las reuniones tumultuosas. Muy al contrario, prefiere encuentros con dos o, a lo mucho, tres interlocutores. Y, a este paso, el consejo de administración del grupo que preside, San José, se va a quedar en poco más. En medio de unas tortuosas negociaciones con la banca acreedora, que prepara quitas y canje de deuda por acciones para sanear la compañía, Jacinto Rey ve cómo su consejo de administración se está quedando reducido a la mínima expresión. Al menos, en proporción a lo que era hace un par de años.

En la última junta general de accionistas, celebrada a mediados del año pasado, el grupo fijó en doce el techo de miembros de su consejo, pero dejó dos vacantes, “de forma que, atendiendo al interés social, el consejo pueda llevar a cabo hasta la próxima junta general (la de este año) el nombramiento entre los accionistas de otros dos consejeros por cooptación”. Esas eran las intenciones, el plan era llegar a esos doce fijados en los estatutos. Lo cierto es que hoy San José tiene nueve consejeros (entre ellos, el propio Jacinto Rey y sus dos hijos, Jacinto y Javier) y cuenta por bajas de ilustres independientes las salidas durante los últimos meses.

Nombres ilustres

Este mismo año, hace unas semanas, el prestigioso economista Juan Iranzo, expresidente del Instituto de Estudios Económicos, decía adiós al grupo tras poco más de dos años en el máximo órgano de administración de San José. Más efímero fue el viaje de Jacinto Rey de la mano del exministro Josep Piqué. Fue nombrado a mediados de 2012, y en octubre del año pasado dejaba la constructora gallega con base en Tres Cantos (Madrid) para hacerse con las riendas de OHL, de la familia Villar Mir.

Tanto Iranzo como Piqué eran independientes en San José, al igual que uno de los últimos anclajes que le quedan a Jacinto Rey, el economista Guillermo de la Dehesa, actualmente vicepresidente segundo del Santander. A finales de 2012, como consejeros ejecutivos, eran Miguel Zorita y Santiago Martínez los que abandonaban el órgano de administración, inicialmente una transición de forma pactada. Martínez, entonces director general, dejó el grupo a petición propia.

Y Zorita, que era el consejero delegado, pasó a asumir la gestión de la concesionaria latinoamericana creada por el grupo a raíz de la adjudicación de los hospitales de Maipú y La Florida, en Chile, que le han dado muchos quebraderos de cabeza al grupo.

Más bajas


En San José parece haber de todo. Consejeros que se van y que vuelven. De quita y pon. Tal es el caso de Ramón Barral, un ejecutivo muy próximo a Jacinto Rey de la época del Banco Simeón que cesó en la constructora en 2012. Tras la marcha de Iranzo, el presidente lo ha vuelto a recuperar para el consejo.

En aquella junta de junio de 2012 en la que se cesó al ahora retornado Barral también se aprobó la salida de otra tanda de consejeros de San José. En concreto, cuatro más, entre ellos Alfonso Paz-Andrade, ex consejero delgado de Pescanova, y el exministro José Manuel Otero Novas, a los que se sumaron las bajas de Francisco Hernanz y Fracis Lepoutre. En total, ocho bajas en algo menos de dos años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad