Desahucio fallido de Cementos Cosmos en Triacastela 

stop

La Audiencia Provincial de Lugo desestima el recurso de la cementera contra un vecino al no poder demostrar que los terrenos ocupados son de su propiedad

Impacto visual de la mina de Vilavella en el Camino de Santiago

en A Coruña, 29 de junio de 2015 (14:14 CET)

Cementos Cosmos inició el año pasado una ofensiva judicial en la polémica cantera de Vilavella, cuya explotación ha sido blanco de las críticas de asociaciones ecologistas y formaciones políticas como AGE. Las primeras, por el impacto en el yacimiento arqueológico de Cova Eirós y en el Camino de Santiago, que discurre al lado de la mina; la segunda por detectar posibles irregularidades en la tramitación de la licencia de explotación, aunque lo cierto es que políticos y ecologistas son coincidentes en ambos análisis.

En ese contexto, la cementera del grupo Votorantim emprendió acciones legales contra varios vecinos por ocupar terrenos de los que tenía licencia o propiedad y demandó al presidente de la Asociación O Iribio, Marcos Celeiro, por injurias. A éste le reclamó 45.000 euros por atentar contra el honor de la empresa en sus comentarios en redes sociales.

Sentencia

Una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Lugo ha rechazado los argumentos de la compañía y ha tumbado su recurso judicial para desalojar a un vecino de Triacastela. Argumentaba Cosmos que las parcelas ocupados en el entorno de la cantera eran de su propiedad merced a una expropiación que dataría ya de los años 70. Según informa el colectivo ContraMINAcción, el vecino en cuestión es Horacio Río Lago, también miembro de la Asociación Sociocultural O Iribio, y la compañía le reclamaba además 18.000 euros por los costes del procedimiento.

Cementos Cosmos explicó a este medio el pasado diciembre que estas acciones contra ocupaciones de terrenos no llevaban aparejadas reclamaciones monetarias, sino la petición de desalojo.

Todavía cabe recurso

La Audicencia Provincial, en todo caso, coincide en todo caso con la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Becerreá, que había desestimado la reclamación de la cementera. Entiende la Audiencia que no está suficientemente probada la propiedad de las parcelas por parte de Cosmos. La letra pequeña de la sentencia indica que no está demostrado que las parcelas sobre las que remite documentación la compañía sean las mismas que ocupa el vecino demandado.

Por este motivo, desestima el recurso de apelación, si bien, Cosmos tendrá la posibilidad de seguir recurriendo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad