Denuncian a la minera de Corcoesto por presunto cobro irregular de subvenciones

stop

Colectivos contrarios al proyecto extractivo reclaman ante industria la devolución de ayudas por valor de 350.000 euros

Protesta en contra de la mina de oro en Corcoesto

31 de agosto de 2013 (19:27 CET)

Continúa la ofensiva contra Mineira de Corcoesto, la filial de la empresa canadiense Edgewater que pretende extraer oro del subsuelo de Bergantiños. El polémico proyecto se encuentra temporalmente paralizado. La Xunta ha exigido más garantías técnicas y financieras a la compañía para llevar a cabo la extracción. Sin embargo, los colectivos contrarios a la explotación minera continúan con su lucha para frenar la tramitación del proyecto, debido al riesgo ambiental que entraña.

La Plataforma pola Defensa de Corcoesto, junto a las asociaciones de vecinos de Cereo, Valenza y Corcoesto han denunciado ante el Ministerio de Industria el presunto cobro irregular de subvenciones por parte de Mineira de Corcoesto. Hacen referencia a dos ayudas recibidas en 2012 y 2013, por un importe total de 350.000 euros.

Los colectivos denunciantes consideran que la empresa incumplió los requisitos establecidos en la convocatoria de las subvenciones por lo que pide el reintegro de las cantidades obtenidas.

350.000 euros en subvenciones

La empresa minera recibió este año 150.000 euros destinados a la ejecución del proyecto Investigación complementaria para a definición de novas reservas mineiras e a realización de estudos adicionais de hidroxeoloxía e xeotecnia no xacemento aurífero de Corcoesto 2012/2013.


Un año antes, también obtuvo una ayuda de 200.000 euros. En este caso, destinada a la realización de estos trabajos en las concesiones de Ciudad de Landró, Ciudad de Masma y Emilita, todas ellas dentro del proyecto minero de Corcoesto.

Una concesión caducada

Los colectivos contrarios a la extracción han denunciado ante Industria que Mineira de Corcoesto realizó sus estudios en el Concello de Coristanco, en las concesiones Julia 2 y Julia 3, sin disponer de licencia administrativa previa da Delegación Territorial de Minas y de Augas de Galicia. Esta situación ya había sido denunciada por las agrupaciones vecinales, lo que motivó que la Xunta incoase un expediente sancionador a la empresa.

Por otro lado, los denunciantes aseguran que una de las concesiones para las que la empresa recibió ayudas data de 1912 y caducó en 2002, una década antes de que le concedieran la subvención. Los colectivos vecinales concluyen que Mineira de Corcoesto no es titular de dicha concesión.

Se incumplen las bases

En las bases de la convocatoria de las subvenciones se especifica, según informaron las asociaciones denunciantes, que es un “requisito imprescindible” ser titular del dominio minero y que la empresa solicitante “ejerza una actividad económica”.

Ambos requisitos son incumplidos por Mineira de Corcoesto, por no ser titular de los aprovechamientos mineros Julia 2 y Julia 3, que están aún en tramitación, ni de Emilita, por estar caducado. Por otra parte, Mineira de Corcoesto no ejerce actividad económica alguna en el sentido definido por el orden de la convocatoria, toda vez que no opera en el mercado, dedicándose únicamente a labores de explotación e investigación minera”, concluye la Plataforma pola Defensa de Corcoesto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad