Demostración de fuerza de Alvariño para intimidar a Fontenla

stop

El presidente de los empresarios de Pontevedra exhibe el apoyo de Lugo y Ourense a su candidatura

Antonio Fontenla y Fernández Alvariño

09 de julio de 2013 (13:59 CET)

Golpe sobre la mesa de José Manuel Fernández Alvariño, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, de cara al proceso electoral que el próximo 30 de julio decidirá quién ocupará la presidencia de los empresarios gallegos, cargo que ostenta Antonio Fontenla desde 2001.

En una rueda de prensa, de la mano con José Manuel Pérez Canal, presidente de los empresarios de Ourense, y Jesús Quintá García, Consejero Delegado Ejecutivo de la Confederación de Empresarios de Lugo, el empresario vigués abogó por rebajar el tono presidencialista de la Confederación de Empresarios gallega y otorgar mayor peso a las provincias. Pero, sobre todo, exhibió el apoyo de las confederaciones provinciales de Lugo y Ourense, factor que podría desequilibrar la balanza si Fontenla decide presentarse.

De hecho, Alvariño cuenta ya, según asegura, con el suficiente apoyo para desbancar a Fontenla.  Según sus cálculos, recibirá 76 votos de las tres organizaciones (Pontevedra, Lugo y Ourense) de un total de 86 que se podrán emitir en la elección por parte de las confederaciones provinciales. Afirma, también, que suma un amplio respaldo entre las agrupaciones sectoriales. "Ahora mismo tenemos la mayoría, pero yo no quiero enfocarlo como mayoría, quiero enfocarlo como proyecto integrador", enfatizó. Pero son solo cálculos. En la Confederación de Empresarios de Galicia no revelan cuántos votos corresponderán a cada federación provincial y a las asociaciones sectoriales. Sin embargo, a medida que se acerca la fecha de la elección aumenta el optimismo en el círculo de Alvariño. De hecho, fuentes próximas al empresario interpretan la puesta en escena de este martes como un mensaje a Fontenla para que se replantee si presentar, o no, su candidatura.

Negociación de apoyos

Fernández Alvariño, que se presentará por tercera vez a la presidencia de la CEG, continuará negociando adhesiones hasta el 15 de julio. Ha conseguido el apoyo de Ourense y Lugo y busca ahora sumar votos entre las organizaciones sectoriales. En la rueda de prensa, ha estado acompañado también por responsables de algunas asociaciones sectoriales, como Javier Garrido Valenzuela, de la Asociación de Promotores Inmobiliarios, y Jorge Cebreiros, de Ineo, una asociación de tecnologías de la comunicación.

En las elecciones a la patronal cada confederación designa a un número de compromisarios. Fontenla contaría con el apoyo de A Coruña, mientras Alvariño recabó el de las otras tres confederaciones. A mayores, entre 75 y 80 votos se repartirán entre los representantes de las 23 asociaciones sectoriales gallegas y es ahí donde el empresario pontevedrés intenta afianzar su candidatura. Cada una tendrá entre uno y cuatro votos en función de su tamaño.

Golpe de efecto


Si Fontenla decide presentarse, tiene de plazo hasta el 23 de julio, afrontará su elección más complicada. El apoyo de las confederaciones de Ourense y Lugo a Alvariño podría inclinar la balanza a su favor.

La decisión de Ourense y Lugo se produce, según fuentes cercanas a las confederaciones, por el escaso apoyo que durante su mandato Fontenla ofreció a los sectores productivos de estas provincias durante los ajustes provocados por la crisis económica. Citan, por ejemplo, el caso del sector lácteo.

Las dudas de Fontenla

Las interrogantes en cuanto a la candidatura de Antonio Fontenla para su reelección en la presidencia de la CEG son muchas. Su decisión está condicionada por la crisis de su empresa, Construcciones Fontenla, que suspendió pagos hace un año ante la imposibilidad de hacer frente a una deuda de 40 millones.

Tampoco ayuda el proceso judicial abierto en el juzgado de Instrucción número 3 de A Coruña para investigar la relación del constructor con el ex alcalde Francisco Vázquez, en la urbanización de Someso.
Nadie asegura al 100% que el empresario se presente, aunque podría repetir la estrategia de otras convocatorias y hacerlo in extremis.

¿Y si hay un sólo candidato?

En caso de registrarse una única candidatura, la elección del presidente de la CEG puede decidirse por aclamación o, seguir su curso normal, y someterse a votación por parte de los miembros de la Asamblea.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad